China dispuesta a interceder entre Rusia y Ucrania

07 de marzo de 2022

China se ha declarado dispuesta a ello, en sus declaraciones más claras hasta el momento sobre su interés en ocupar ese papel. El ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, ha indicado en su principal rueda de prensa del año que su país está “dispuesto, si es necesario y junto a la comunidad internacional, llevar a cabo la mediación necesaria cuando haga falta”.

Compartir en:

Aunque ello no implica en absoluto que Pekín vaya a distanciarse de su socio estratégico. Todo lo contrario: la relación con Moscú es “sólida como una roca” y se va a continuar profundizando, ha asegurado el ministro. Desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, China ha insistido en que la crisis debía solucionarse mediante la negociación, pero hasta ahora no se había ofrecido explícitamente a ocupar un papel en el proceso. Mientras Wang hablaba desde el Gran Palacio del Pueblo en Pekín a través de una pantalla a los periodistas que le preguntaban —seleccionados previamente—, Ucrania rechazaba la propuesta de Moscú de permitir corredores humanitarios desde cuatro ciudades ucranianas bajo asedio, entre ellas Mariúpol y Kiev, que conducirían a Rusia o a Bielorrusia.

Según el ministro, Pekín ya ha intercedido entre las partes. De acuerdo con la versión que Wang ha contado este lunes, el presidente chino, XI Jinping, indicó a su homólogo ruso, Vladímir Putin, cuando ambos hablaron por teléfono al día siguiente del inicio del ataque ruso, la necesidad de que Moscú y Kiev mantuvieran conversaciones de paz. Putin —asegura el ministro— se mostró entonces de acuerdo. “Desde entonces se han celebrado dos rondas, y esperamos una tercera. Mientras mayor es el desacuerdo, mayor es la necesidad de negociaciones”.

Además, la propuesta de China no quiere decir, según dejó claro el ministro, que Pekín vaya a renunciar a seguir del lado de Moscú, el socio estratégico con el que estrecha relaciones desde hace una década y con el que ha declarado que la cooperación “no tiene límites” ni áreas vetadas. La colaboración entre los dos países es “sólida como una roca” y “las perspectivas de colaboración futura son inmensas”, sostuvo Wang. El estallido de la guerra en Ucrania tras la invasión ordenada por Putin no ha debilitado en absoluto esa relación. Ambos son “los socios estratégicos mas importantes el uno para el otro” y su asociación “contribuye” a la paz y la estabilidad del mundo. “No importa lo sombría que sea la situación internacional, tanto China como Rusia mantendrán su determinación estratégica” y seguirán avanzando “su coordinación en la nueva era”, indicó el ministro.

China ha adoptado en el conflicto lo que algunos expertos han descrito como una “neutralidad escorada”, en la que pese a utilizar un lenguaje cauto, se inclina claramente hacia Moscú. El Gobierno chino no ha condenado el ataque ruso, que evita calificar de “invasión”, y ha descrito como “ilegales” las sanciones que Occidente ha impuesto contra el Gobierno ruso.

 

 

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda