El Gobierno genera empleo, caro y a dedo

21 de marzo de 2022

Según datos de la Intervención General en su informe más actual, que comprende hasta el día 30 de noviembre de 2021. En términos absolutos, en esos 11 meses salieron más de 55 millones de euros de las arcas públicas destinados a remunerar a personas designadas, como se dice comúnmente, a dedo.

Compartir en:

Su cometido más frecuente se identifica con el asesoramiento de los ministros, los secretarios de Estado y también del equipo más cercano al presidente Sánchez. A la hora de desempeñar esta función no tienen que pasar un proceso de selección estipulado semejante a las oposiciones a las que los funcionarios se han sometido antes de lograr su plaza. Los 55,4 millones en retribuciones del Estado en 2021 para eventuales constituyen un récord no visto en la serie estadística de esta categoría laboral en los últimos diez años. Su incremento interanual del 12,3% respecto a 2020 contrasta también con la evolución que presentan los emolumentos destinados a los demás capítulos que integran la plantilla al servicio de la Administración estatal, en ese mismo periodo.
El avance promedio se sitúa en el 3,4% y el incremento que corresponde a los funcionarios de carrera se situó incluso por debajo de ese nivel entre 2020 y 2021 (2,9%). La subida fue mayor para los altos cargos y el personal laboral, pero tampoco en ninguno de estos dos casos (con crecimientos del 4,9 y el 4,3% respectivamente) se iguala el avance de dos dígitos del que se beneficiaron los asesores de los ministerios o el personal de los puestos identificados como de "relaciones sociales" en los mencionados departamentos.

De cualquier forma, el total de personal de designación por criterios políticos (altos cargos más las personas de su confianza que los rodean) se sitúa, según los datos actualizados a finales de 2021, en 1.500 personas, lo que implica casi 460 profesionales por encima los que conformaban la plantilla del Gabinete Rajoy.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda