El Gobierno presiona al BdE con su faceta mas progre

22 de abril de 2021

El Gobierno ha instado al Banco de España a encontrar formas de controlar los salarios de los principales banqueros, ya que la mayoría de las entidades financieras del país están impulsando macroprocesos de reestructuración, que incluyen severos recortes de empleos y cierre de oficinas, mientras mantienen fuertes remuneraciones y bonus a sus cúpulas, según avanzó hoy la vicepresidenta segunda del Ejecutivo y ministra de Asuntos Económicos, Calviño.

Compartir en:

"Creo que los salarios y las bonificaciones de los ejecutivos bancarios deben estar alineados con la evolución de la industria y la economía en su conjunto", dijo en una videoconferencia con corresponsales extranjeros, según recoge Reuters y confirman fuentes de Economía. "Esta preocupación la hemos expresado al Banco de España y vamos a utilizar los instrumentos a nuestra disposición para tratar de encauzar este proceso de la manera que sea lo mejor posible para la evolución económica", ha aseverado Calviño, según fuentes ministeriales. "Tendremos que utilizar los distintos instrumentos y, en primer lugar, creo que el Banco de España como supervisor del sector tiene un papel que jugar para encauzar este proceso de la manera más positiva desde el punto de vista de su impacto en la economía general de nuestro país", ha apostilado la vicepresidenta, según las mismas fuentes.

Calviño sale así al paso de la gran tensión que se ha empezado a concentrar en el sector bancario a la vista de las intenciones iniciales tanto de Caixabank, que cuenta con participación pública tras la fusión con la nacionalizada Bankia, como de BBVA de aplicar fuertes procesos de recortes laborales.
La vicepresidenta ya cargó contra estos ajustes el miércoles, cuando calificó de "inaceptables" los "altos sueldos y bonus pagados a directivos de las entidades" en una coyuntura de crisis y ajuste laboral. "Se trata de unas remuneraciones que no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas", aseveró, avanzando además que trataría de minimizar los ajustes.

CaixaBank ha anunciado el mayor ERE de la historia de la banca española, de 8.291 trabajadores, mientras que BBVA ha anticipado un ajuste de 3.800 empleados. Calviño instó a la banca a "actuar con responsabilidad". Mientras se analizan posibles modificaciones legales para controlar los sueldos y bonus de los banqueros en la coyuntura actual, el Gobierno confía en la amplia capacidad de actuación del Banco de España y el Banco Central Europeo para tomar medidas como supervisores financieros.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda