Escrivá y Díaz, añaden su granito de arena 

22 de abril de 2021

A la reacción de Calviño se han unido hoy también el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, quien ha dicho que las entidades financieras que están planteando el despido de miles de trabajadores deberían tener en cuenta que su actividad tuvo en el pasado una protección pública "extraordinaria".

Compartir en:

"El sector financiero ha tenido ayudas muy importante durante la anterior crisis, con limpieza de balances y ayudas públicas extraordinariamente importantes, y recientemente con la asunción de deuda por parte del Estado de la Sareb (banco malo)", ha dicho tras la presentación del nuevo portal de la Seguridad Social "Import@ss".

Escrivá ha considerado que esta reflexión "debería inspirar cualquier decisión empresarial en este sentido", tras ser preguntado por el expediente de regulación de empleo (ERE) de CaixaBank con 8.291 despidos y el de BBVA, con 3.800. "Los dirigentes de las entidades financieras tienen que interiorizar y ser muy conscientes de hasta qué punto existe o ha habido una protección del sector en determinadas circunstancias para evitar males mayores y decisiones como las que están tomando en ese momento", ha añadido.

Asimismo, ha confiado en que estos ERE sean los últimos ejemplos "de un modelo antiguo" guiado por procesos de reestructuración empresarial en los que no se recurre a las distintas modalidades de flexibilidad interna. Ha recordado que como parte de la reforma del mercado laboral comprometida con Bruselas en el plan de recuperación se incluye la mejora del marco de la flexibilidad interna para que "las transiciones a otros sectores -si tienen que hacerse- se hagan en procesos de reestructuración ordenados, manteniendo el vínculo con la empresa en la medida de lo posible".
A su juicio, el mayor recurso a la flexibilidad interna no solo tiene que propiciarlo el marco normativo, sino que también tiene que darse un cambio cultural dentro de las empresas.


Igualmente, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha afirmado este jueves que "no son tiempos" para "planteamientos" como los despidos anunciados durante las últimas semanas por varios bancos y ha remarcado que "todo el mundo debe remar en una única dirección" para garantizar el "mantenimiento del empleo". "Creo que no son los tiempos de estos planteamientos. Me parece que todo el país, toda Europa está sufriendo y todo el mundo debe de remar en una única dirección, que es el mantenimiento del empleo", ha dicho en declaraciones a los medios en Bruselas antes de reunirse con el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Dombrovskis.
"He de decirles que creo que en este caso, si me permiten en nombre de Unidas Podemos, hace meses hemos anticipado ciertos riesgos en la fusión de Bankia (con Caixabank) que tienen que ver con el empleo y que lamentablemente estos días se daban a conocer", ha subrayado.



El ministro de Inclusión, Escrivá, ha afirmado este jueves que entidades financieras como CaixaBank y BBVA, que han anunciado ajustes de empleo, deberían tener en cuenta las ayudas públicas que recibieron en la anterior crisis antes de acometer un ERE.


En rueda de prensa para presentar un nuevo portal de la Tesorería General de la Seguridad Social para relacionarse con los ciudadanos, Escrivá ha recordado a las entidades financieras que su 'rescate' no sólo se manifestó a través de la limpieza de sus balances, sino también con una serie de ayudas públicas que deberían tener en cuenta a la hora de anunciar ajustes de plantilla. El ministro confía en que estos ERE sean los últimos que se producen en el marco de un modelo antiguo de ajustes de empleo que debe transformarse y dar paso a mecanismos de flexibilidad interna inspirados en los actuales expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), tal y como está contemplado en el Plan de Recuperación.
Dichos mecanismos, ha subrayado, son más eficaces para abordar los procesos de transformación empresarial, más graduales y permiten reestructuraciones ordenadas en los que los vínculos con la empresa se mantienen.

Sobre la marcha de las negociaciones con los agentes sociales para reformar el sistema de pensiones, Escrivá no ha querido dar detalles de cómo avanza el proceso porque el compromiso asumido por las partes es el de mantener "discreción y confidencialidad" sobre el mismo. En este sentido, ha asegurado que le gustaría que las otras partes de la negociación también lo cumplieran. En todo caso, espera que pronto se pueda cerrar un acuerdo, porque se mantiene en su idea de aprobar la reforma de pensiones este año para que pueda aplicarse en 2022.

Sobre si ha limado sus discrepancias con Podemos en torno a esta negociación, Escrivá ha sido muy claro: "Yo negocio en nombre del Gobierno con los agentes sociales y con el Parlamento, esto un hecho. Lo que está en el componente 30 del Plan de Recuperación representa la posición de todo el Gobierno y eso siempre ha sido así". En relación a la próxima prórroga de los ERTE, Escrivá ha reiterado que los incentivos para la vuelta a la actividad estarán "particularmente presentes" en el diseño que se implementará a partir de junio.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda