Díaz: las reformas laborales estarán en el BOE este mismo año

02 de mayo de 2021

El Gobierno contempla diez grandes reformas que van a "revolucionar el mercado de trabajo" y que estarán en vigor antes de finales de este año, excepto la Ley de Empleo, de la que ya hay un borrador y que se espera para 2022, ha comentado en La Vanguardia, Díaz.

Compartir en:

Lo largo de la entrevista la ministra ha asegurado que los agentes sociales están implicados en estas reformas, que respetan el acuerdo entre PSOE y Podemos y que se van a dar a conocer esta misma semana. "No nos vale volver al 1997, ni al 2006. Los problemas estructurales del mercado de trabajo estaban en el 2006, en el 2000, 2001. Por tanto, lo que vamos a hacer es una gran revolución en el empleo en España".
Las reformas se refieren a la ley de trabajo a distancia, de transparencia salarial o de los 'riders', de la negociación colectiva y la subcontratación o la formación, y estarán publicadas en el BOE antes de fin de año. "Solo hemos dejado para el 2022 -ha dicho- la ley de Empleo, el nuevo marco para políticas activas, del que ya tenemos un borrador".

"En Europa, nadie puede entender por qué en 2019 tuvimos más de 6 millones de contratos con una duración inferior a siete días. No es posible tejer un país con estas modalidades de contrato. Hay que cambiar también el modelo de arriba abajo", ha señalado la ministra, que ha asegurado que "habrá que justificar la causa por la que un contrato no tiene carácter indefinido". La ministra ha destacado que "el país necesita tejer un nuevo contrato social. No se puede construir un país, ni recuperar, a pesar de los fondos europeos, un país con un contrato social quebrado. Hay estancamiento en las clases profesionales, en las clases medias, y hay enormes dificultades para desarrollar proyectos de vida con cierta dignidad".
Una de las claves de la reforma es "acompasar la estabilidad del empleo con mecanismos de flexibilidad", ha dicho la ministra, que ha anunciado "siete grandes inversiones" que se van a desplegar en el mercado del trabajo, cuya cuantía no ha concretado.

Sobre la posibilidad de que el Gobierno permita, como pide la patronal, los despidos tras la prórroga de los ERTES causados por la pandemia, Díaz ha declarado que "sería absurdo que un mecanismo que es de flexibilidad interna para el mantenimiento del trabajo, que supone cantidades ingentes de dinero público, permita despedir". La ministra se refiere también a la situación de Cataluña y apela por el diálogo, "una herramienta maravillosa para cualquier acción en la vida pública". "Cataluña -ha asegurado- nunca debió llegar a donde ha llegado, nunca, jamás".
Según Diaz, los agentes económicos ya conocen las diez grandes reformas en las que consistirá esta revolución, y que ya están trabajando en esta dirección, pese a las críticas a la opacidad sobre la reforma laboral de 2012 y su modificación. 

Entre las medidas en materia laboral previstas en el Plan de Recuperación figura una simplificación de las modalidades de contratación, una regulación adecuada de los contratos de formación, la promoción de los contratos fijos-discontinuos para actividades estacionales o la penalización de la excesiva utilización de contratos de muy corta duración. También prevé un Plan 2021-2027 de trabajo digno para las personas jóvenes y programas de formación en proyectos de interés público y social, de primera experiencia profesional en las administraciones públicas o de investigación. "En Europa nadie puede entender por qué en 2019 tuvimos 6 millones de contratos con una duración inferior a siete días. No se puede tejer un país así. Tampoco proyectos de vida", ha denunciado la ministra. Díaz asegura que, con estas características del mercado laboral, resulta muy difícil implicar a los trabajadores en un proyecto empresarial: "No queremos vidas para trabajar. Sino trabajos para vivir. Hay que cambiar el modelo de arriba a abajo". 

El contrato temporal será justificado por el empresario
La ministra descarta que la solución vaya a venir de la reducción a tres contratos únicamente, y advierte de que, aunque se haya puesto el foco en este detalle de la reforma, es algo mucho más complejo.  "El contrato estable va a ser la normalidad y todo lo que salga de extramuros se va a examinar", apunta Díaz, quien explica que las causas de la precariedad van a ser incorporadas en la reforma. En su proyecto, un empresario tendrá que justificar por qué no hace un contrato indefinido y sí uno temporal. "Ningún país se construye sobre los cimientos de la precariedad", añade.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda