El complejo de apoyo al presidente no deja de crecer y crecer

2050: Moncloa busca la creación de un fondo de capital riesgo 

23 de mayo de 2021

El Gobierno apuesta por la creación de un ´fondo nacional de capital riesgo público-privado´, cuya dotación con recursos públicos "sirva como palanca de captación de capital privado" para cubrir proyectos innovadores de envergadura y con especial foco en ámbitos estratégicos.

Compartir en:

Esta idea figura en el documento 'España 2050: Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo', donde el Ejecutivo expone una serie de objetivos a alcanzar a mitad de siglo en todos los ámbitos, económicos y sociales, y traza las medidas y reformas para su consecución.
La creación del fondo se plantea para fomentar el desarrollo de fuentes de financiación empresarial alternativa a la bancaria, con especial foco en la inversión en capital riesgo y que faciliten el desarrollo de proyectos "tanto en sus fases iniciales como en las de crecimiento y expansión".

"El objetivo sería elevar el porcentaje de esta financiación hasta los niveles de la UE-8 en 2050", expone el documento, apuntando como ejemplo a emular la incubadora "Green Tech" lanzada por Francia en el año 2016 que se encarga de proporcionar financiación temprana a startups que llevan a cabo "innovaciones verdes". En España hay una oferta suficiente de fondos y capital para cubrir el emprendimiento en fases iniciales, sin que exista una alternativa suficiente para financiar proyectos de desarrollo que requieran mayores recursos y eso obliga, a menudo, a dichas compañías a tener que buscar financiadores fuera del país, sobre todo, en Reino Unido y Estados Unidos.

El documento expone la intención de que el nuevo fondo aliente, con la dotación de fondos públicos, la captación de recursos privados para "generar una masa crítica de financiación lo suficientemente elevada como para cubrir proyectos de envergadura". Se trata de una demanda recurrente precisamente del ecosistema de startups e, incluso, de inversores como 'business angels' -inversores privados- y fondos de capital riesgo para que, con la cobertura pública, puedan comprometer recursos en proyectos de mayor amplitud y que entrañan, por tanto, también mayores riesgos.
En el sector se ha reclamado emular fondos como el macrovehículo de Israel o los existentes también en Francia, Alemania, Reino Unido o Portugal. Sería complementario a los esfuerzos que llevan años acometiendo en financiación y también capital riesgo fondos públicos como el ICO, Enisa o CDTI, siempre para un gran número de operaciones, pero en cuantías limitadas.

La idea del fondo tiene lugar precisamente después de que el Gobierno también haya puesto el acento en fomentar el emprendimiento innovador, con el convencimiento de que ayudará a modernizar y hacer más productiva la economía. El proyecto que dirige ahí el Alto Comisionado para la Nación Emprendedora liderado por Francisco Polo tiene entre sus objetivos, precisamente, favorecer "el escalado, el crecimiento y la internacionalización" de compañías emprendedoras. En el documento del Gobierno con las estrategias hasta el año 2050 se apunta que "la tecnología es, junto al capital humano y la innovación, el otro factor clave para lograr que una economía sea más productiva". Y al tiempo repara en que la "baja" presencia del capital riesgo en la financiación "constituye un lastre crítico para el desarrollo de iniciativas innovadoras, ya que afecta tanto a empresas emprendedoras que no pueden lanzarse, como a empresas pequeñas consolidadas que, estando dispuestas a acometer proyectos de expansión, no pueden hacerlo".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda