CE: los activos bancarios españoles pueden deteriorarse

02 de junio de 2021

La Comisión Europea  y el Banco Central Europeo consideran que las medidas de apoyo adoptadas por las autoridades españolas han ayudado a mitigar el impacto de la crisis por el Covid-19 sobre el sector bancario español, pero advierten del riesgo de un "marcado deterioro" de la calidad de los activos cuando se retiren. 

Compartir en:


Así lo afirman ambas instituciones en su informe de seguimiento del rescate europeo a la banca, que concluye que España sigue en posición de devolver las ayudas que recibió del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a pesar del aumento de la deuda pública por la pandemia. "Aunque el coste fiscal general ha sido considerable, las políticas del Gobierno han mitigado el impacto a corto plazo de la pandemia y los efectos permanentes que habrían minado la sostenibilidad a largo plazo", afirman las instituciones, que señalan, no obstante que la elevada deuda pública requiere "acción" por parte de las autoridades para mejorar la calidad de las finanzas públicas. El ratio de deuda pública subió al 120% del PIB y el déficit aumentó al 11% del PIB en 2020, recuerdan.

El apoyo a hogares y empresas ha paliado también el impacto sobre un sector bancario que entró en la crisis del covid-19 con mejor calidad de activos, capitalización y posición de liquidez que en crisis anteriores, según el informe. Las medidas de alivio para los deudores, como las moratorias, así como los esquemas de avales públicos "han evitado el deterioro de la calidad de los activos y facilitado que fluya el crédito", señalan la Comisión y el BCE, que añaden que la capitalización ha "mejorado marginalmente" gracias al alivio ofrecido por los supervisores y reguladores por la pandemia.

Sin embargo, las instituciones europeas advierten de que, si bien no se esperan "efectos abruptos importantes" cuando expire la moratoria crediticia, "es posible que emerja un deterioro más marcado de la calidad de los activos una vez que las medidas de apoyo se retiren". Añaden que la rentabilidad del sector "ha seguido bajo presión" debido al aumento de las provisiones hechas para cubrirse ante posibles impagos crediticios y las medidas excepcionales adoptadas por algunos bancos.

Con todo, la Comisión y el BCE creen que España podrá seguir devolviendo los 23.700 millones de euros que aún debe reintegrar al MEDE de los 41.333 millones que recibió en 2013 para sanear y reestructurar su sector bancario. La "resiliencia de la economía española y el sector financiero" con que entraron en la crisis del Covid-19, el apoyo proporcionado por los bancos centrales europeos y el "perfil de deuda más favorable" de España, "reducen las vulnerabilidades que surgen el aumento de la deuda pública", señala el informe. Las instituciones subrayan además que las recientes subastas de deuda del Tesoro han mostrado "la continuada confianza de los inversores" en la economía española a pesar de la pandemia y que se prevé que los fondos de recuperación europeos aumenten el potencial de crecimiento. La Comisión Europea y el BCE, en colaboración con el MEDE, evalúan cada seis meses la situación de la economía de los países que recibieron rescates europeos durante la crisis financiera, una revisión que en el caso español se centra en el sector financiero y en esta ocasión se realizó de forma virtual por la pandemia.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda