La lucha contra el fraude, pincha

08 de julio de 2021

La pandemia ha trastocado también la estrategia de lucha contra el fraude fiscal de la Agencia Tributaria, que el año pasado optó por elevar la presión inspectora sobre las grandes multinacionales ante la incapacidad de llevar a cabo miles de operaciones de revisión in situ en empresas de menor tamaño. 

Compartir en:

Como resultado, la recaudación total de la campaña cae en términos comparables a los de 2019, si bien la regularización de bases imponibles de grandes compañías se dispara casi un 70%. Así, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Hacienda, la campaña de prevención y lucha contra el fraude fiscal desarrollada en 2020 se saldó con unos ingresos adicionales de 17.272 millones de euros.
Aunque a priori la cifra supera los 15.700 millones obtenidos en la campaña del ejercicio 2019, la Agencia Tributaria admite que, dado que las cifras de 2020 “incluyen expedientes de minoración de pagos fraccionados por una cuantía de 4.487 millones de euros que serán de difícil repetición en otros ejercicios”, por lo que “se considera más homogénea, a efectos de comparación, deducir la cifra del total, que quedaría en 12.787 millones de euros”.

En paralelo, sin embargo, el fisco regularizó bases imponibles por 3.000 millones de euros a multinacionales por su fiscalidad internacional, lo que supone un incremento del 67%.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda