Ribera reclama a Bruselas un nuevo diseño del mercado energético 

21 de julio de 2021

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha enviado una carta a Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, tras el alza del precio de la electricidad en España. 

Compartir en:

“Si queremos asegurar el éxito de la transición, debemos repensar el diseño del mercado de la energía, con el objetivo de que no solo aseguren una asignación eficiente de recursos y la generación de señales de precios adecuadas; sino también, y muy especialmente, una justa y equitativa distribución de los beneficios asociados a la transformación del mix de generación”.
La vicepresidenta subraya que pese a que en tres años las plantas de energía de combustibles fósiles han disminuido del 25% de la electricidad al 10%-12%, “la rápida subida del precio del CO₂ está teniendo un gran impacto en las facturas de luz, con efectos regresivos sobre los consumidores, amenazando la transición energética”. El cambio de diseño afectaría principalmente al mercado marginalista, que es una normativa comunitaria y en el que el precio lo marca la tecnología más cara, en este caso el gas natural que usa para los ciclos combinados que cubren la falta de viento.

Ribera añade que “los consumidores no entienden la razón por la que los esfuerzos en el despliegue de energías renovables no se traducen de manera más directa e inmediatamente en facturas de luz más bajas”. “Si queremos asegurar el éxito de esta transición, no podemos arriesgar el apoyo de nuestros ciudadanos a las ambiciosas políticas climáticas necesarias para abordar el cambio climático”, apostilla.
Es por eso que antes de tomar decisiones sobre cualquier nuevo instrumento, la evaluación debe realizarse con cuidado, incluyendo, entre otros, los impactos directos e indirectos sobre todos los ciudadanos y, particularmente, bajo la situación actual. Por eso, la ministra recuerda que la pobreza energética es un problema creciente en la UE y debe ser abordado.

Para ella, el enfoque en los objetivos sociales de las medidas comunitarias, que son clave para evitar que se amplíen las brechas de desigualdad, “son tan importantes como las ambientales”. Ribera destaca en la carta que “España ha realizado un esfuerzo extraordinario para desplegar renovables, las tecnologías más baratas para la generación de electricidad, con beneficios colaterales duraderos; pero, sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer”.

La vicepresidenta acudió este miércoles al Congreso de los Diputados para defender el real-decreto de rebaja temporal del IVA al 10% a la factura eléctrica y la suspensión temporal del impuesto a la generación que pagan las eléctricas. El Gobierno recibió el apoyo del Congreso, si bien ha recibido críticas por la falta de más medidas con las que contener un alza de los precios en máximos históricos. Ribera ha esgrimido que el alza responde a circunstancias ajenas a la acción del Gobierno, como los precios del gas natural y los derechos de emisión de CO2, que también se han trasladado a la Unión Europea. Y se ratificó en el contenido de la carta sobre la necesidad de abordar cambios en el diseño del mercado marginalista, en el que el precio lo marca la tecnología más cara, pero que es una normativa europea.

Mientras Baldoví (Compromisi) preguntaba por qué se paga la luz a precio de gas, la diputada del PNV, Idoia Sagastizabal, le ha señalado que en la mayoría de países el precio no se ha disparado porque sólo entra ”una parte muy pequeña” y en España toda la electricidad generada. Para Unidas Podemos, esta situación diferencial se debe a que “no hay ni la más mínima participación pública”, tal y como ha defendido Juantxo López Uralde, que cree que “el Estado puede actuar y debe hacerlo de forma urgente” con la creación de una empresa pública, algo que también defendió ayer la ministra Irene Montero. 
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda