FELIPE VI:  "unidad, solidaridad y concordia" aseguran la convivencia

25 de julio de 2021

"Pedimos ayuda al Santo Patrón de Galicia y de España para cimentar los caminos de unidad, solidaridad y concordia que aseguran nuestra convivencia en democracia y libertad". 

Compartir en:

Con estas palabras, el Rey ha cerrado su mensaje en la Ofrenda al Apóstol Santiago, un acto de marcado acento religioso celebrado en la catedral compostelana con motivo del Xacobeo.  Los Reyes, que han viajado por primera vez a Galicia junto a la Princesa Leonor y la infanta Sofía, están estado acompañados por las vicepresidentas del Gobierno, Calviño y Díaz  y el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo.
En la misa solemne celebrada en la catedral, el Rey ha efectuado la Ofrenda con un mensaje de carácter religioso, marcado por la situación de pandemia que atraviesa en mundo desde hace un año y medio. Felipe VI, que ha utilizado el castellano y el gallego, ha pedido al Apóstol ayuda para "mantener viva la esperanza de recuperar la normalidad", para a continuación mostrar el  "orgullo y respeto que, como español, siento por nuestro pueblo; por su determinación para superar definitivamente esta situación, por su voluntad para seguir construyendo el futuro que merecen nuestros ciudadanos."

En referencia a la situación de pandemia, el Rey ha recordado que "en momentos como este son imprescindibles faros que alumbren y que marquen la dirección en la oscuridad. Uno de ellos lo representan, sin duda, los ciudadanos que, con su solidaridad y entrega, con un gran sentido cívico, volcaron todos los esfuerzos ayudando a sus semejantes."
"Los pueblos se construyen sobre su personalidad y también sobre lo que tienen en común con otros pueblos"
En referencia al espíritu  compostelano, el Rey ha dicho que "la misma cultura xacobea que inspira desde Galicia la unidad de España, su cohesión y su progreso —así como el proyecto europeo que nos liga a muchas naciones de nuestro continente— irradia ahora un mensaje que debe ser atendido. Nos dice que los pueblos se construyen sobre su personalidad y también sobre lo que tienen en común con otros pueblos, con ese sentimiento de fraternidad. Ambos pilares son imprescindibles para afrontar retos como el actual que nos exigen entender la complejidad de nuestro tiempo".

El Rey también ha querido destacar la presencia, por primera vez en la ceremonia, de la Princesa Leonor y la infanta Sofía y ha reivindicado el papel de la Corona como " puente entre pasado, presente y futuro; simboliza la continuidad de nuestra nación en la historia como comunidad política, cultural y humana. Hoy nos acompañan a la Reina y a mí, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, que participan por primera vez en esta tradición que es, al mismo tiempo, expresión de modernidad porque sus valores no se agotan en la tradición misma, sino que continúan vigentes proyectándose en nuestro futuro compartido" El acto central, presidido por el Rey, ha sido la ceremonia religiosa que ha vuelto a la Catedral tras un lapsus de dos años, ya que en 2019 y en 2020 se tuvo que trasladar a la Iglesia de San Martiño Pinario por las obras de restauración en el interior de la Basílica.

Es la tercera vez que el Rey preside la ofrenda; lo hizo en 2014, un mes después de su proclamación, y el año pasado.  En el 2010 ( el anterior Xacobeo  que se celebra los años en los que el 25 de julio cae en domingo)  fue el rey Juan Carlos  quien  se encargó de esta labor, algo que hizo igualmente en el resto de Años Santos, 1976, 1982, 1993, 1999 y 2004, que tuvieron lugar durante su reinado. 
El resto de los años, el Rey puede designar un delegado regio entre las personalidades políticas de la Comunidad, que desempeña el papel de oferente.  El actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ejercido como delegado regio en los años 2009, 2015, y 2017. Había sido designado también para la Ofrenda de 2013, que no llegó a celebrarse por el accidente de tren en  Angrois que tuvo lugar el 24 de julio en el que murieron ochenta  personas.
La Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago fue instituida en 1643 por Felipe IV y, a lo largo de los años, se ha mantenido la tradición de que reyes, jefes de Estado o personalidades con las más altas responsabilidades rindan homenaje al Patrón de las Españas para pedir su intercesión en asuntos de actualidad o de preocupación colectiva. 

El segundo acto solemne que vivirá la capital en el Día de Galicia será la reunión del Real Patronato de Santiago a las 17,00 horas de la tarde, con el Hostal dos Reis Católicos como escenario. Esta cita llevaba sin celebrarse 18 años, desde el 2003. Aparte del jefe del Estado, Sánchez, Feijóo y Bugallo, asistirán la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, y los ministros de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, y de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría. En este encuentro, las administraciones presentes abordarán un plan de actuaciones para la ciudad 2021-2032. 

El broche final de las actividades institucionales del 25 de julio lo pondrá la entrega de las Medallas de Galicia 2021 al personal sanitario que integra el dispositivo de vacunación frente a la covid-19. El año pasado, la medalla fue para el colectivo de  sanitarios que lucharon en primera línea contra la covid-19.



 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda