La nueva subasta de renovables será en octubre

17 de agosto de 2021

El Ministerio para la Transición Ecológica  ha puesto en marcha los trámites para para celebrar en octubre una nueva subasta de 3.300 megavatios (MW) de energías renovables, tal y como anunció ayer, lunes, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico,  Ribera. 

Compartir en:

La convocatoria ha sido ya publicada por el ministerio para su audiencia pública, y las empresas que deseen presentar alegaciones pueden haerlo a partir de mañana y hasta el martes 31 de agosto. La subasta consistirá principalmente en megavatios de energía eólica terrestre (1.500) fotovoltaica, otros 700. Pero contiene novedades significativas respecto al procedimiento anterior celebrado en enero. Así, tal y como adelantó la ministra el lunes, la subasta tiene una reserva de 600 megavarios de disponibilidad acelerada, que tendría que conectare a la red en un plazo de ocho meses como máximo. Este cupo va destinado "para plantas eólicas o fotovoltaicas ya en avanzado estado de [...] de modo que tengan impacto antes del verano de 2022". Concretamente, deben estar operativas antes del 30 de junio

Asimismo, se reserva otro cupo de 300 megavatios para iniciativas de generación solar distribuida, es decir, para instalaciones de menos de cinco megavatios. En esta adjudicación se promocionarán las iniciativas locales, teniendo en cuenta elementos como emplazamiento (se tendrá en cuenta la distancia a los centros de consumo y la población local) o participación ciudadana (un 25% del capital social de la empresa titular de la instalación estará ostentado por un mínimo de cuatro titulares con domicilio fiscal situado a una distancia inferior a 20 km de la instalación).Estos sistemas distribuidos "aportan una mayor eficiencia, porque precisan menos infraestructuras de red y reducen las pérdidas de energía en ellas", explica el ministerio. "También se ha considerado la necesidad de democratizar el sistema eléctrico", añade. Finalmente, la subasta tiene otros 200 megavatios sin asignar por tecnología. El objetivo de la subasta es aumentar la producción eléctrica renovable para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y, también, ayudar a rebajar los precios de la luz, puesto que las energías solar y eólica no cargan con los costes variables (precio del gas y de las emisiones) que inflan el precio de la energía generada con gas. De hecho, el ministerio indica que la nueva puja se lanza "al efecto de acelerar el impacto reductor en la factura de los consumidores".

Por otro lado, mientras las instalaciones de disponibilidad acelerada deberán estar disponibles antes del 30 de junio de 2022, el resto de energía fotovoltaica adjudicada (tanto la general como la de pequeños productores) deberá estar conectada a la red el 30 de abril de 2023, y las instalaciones eólicas, un año después. En la subasta de enero la energía renovable se retribuyó a una media de 25 euros el megavatio, cuando en las últimas jornadas el precio ha rondado los 100 euros. En estas subastas los operadores presentan proyectos de energía renovable ligados a una retribución fija: el Gobierno adjudica los proyectos mediante una subasta inversa (los más baratos ganan). Son pujas destinadas a operadores medianos que para la financiación de los proyectos precisan un flujo de ingresos predecibles. Las grandes eléctricas, por el contrario, tienen músculo financiero suficiente para desarrollar proyectos y vender la energía en el mercado libre. Además, la subasta limita a 200 megavatios el tamaño máximo a ofertar.

De todos modos, una nueva subasta de energía estaba ya prevista en los planes del ministerio, que pasan por subastar 20 gigavatios entre 2020 y 2025, incluidos 8,5 de eólica y 10 de solar. Con la subasta de enero (que en puridad correspondía a 2020) y la publicada hoy se alcanzaría casi una tercera parte (el 31,5%) de la oferta comprometida. Además, en lo queda de año está prevista la celebración de otros procedimientos de concurrencia competitiva para un mínimo de 200 MW de energía solar termoeléctrica, 140 MW de biomasa y 20 MW para otras tecnologías. Ello subiría la cantidad subastada a 6.660 para cumplir el calendario y subastar un tercio del total en los dos primeros años (sobre seis) del periodo.
La resolución sobre la mencionada subasta "debería de estar publicada" en el Boletín Oficial del Estado (BOE) durante la primera quincena de septiembre. Según el calendario de la subasta, el plazo para entregar doumentación se abrirá el ocho de septiembre y se cerrará el 5 de octubre, y los resultados provisionales se publicarán el mismo día 14 de octubre, fecha prevista de la subasta.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda