Mohamed VI cambia su postura frente a España

22 de agosto de 2021

El rey Mohamed VI abrió inesperadamente, el viernes por la noche, la vía a la reconciliación con España tras más de ocho meses de crisis bilateral desatada por Marruecos. Respondió así a los gestos efectuados por el presidente Sánchez entre los que destaca la salida del Gobierno, en julio, de la ministra de Asuntos Exteriores

Compartir en:

Esta ahora por ver si las palabras conciliadoras del monarca se concretarán con gestos que atestiguen de la voluntad de reconciliación. Están pendientes, por ejemplo, la repertura de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla cerradas en marzo de 2020, la reanudación del tráfico de pasajeros a través del Estrecho la devolución de inmigantes irregulares llegados a España interrumpida en marzo pasado. Los dos principales síntomas de la plena normalización de relaciones serían la celebración de una cumbe bilateral entre los dos gobiernos pendiente desde hace un lustro y, antes, el regreso a Madrid de la embajadora marroquí, Karima Benyaich, que Rabat llamó a consultas en mayo. Desde Rabat Benyaich arremetió con una inusual virulencia contra la entonces ministra González Laya por lo que algunos diplomáticos españoles cuestionan que deba regresar a España como embajadora..

El monarca alauita dedicó este año su mensaje de la Fiesta del Trono a tender la mano a Argelia pero no mencionó a España, pese al profundo desencuentro entre ambos países "Con toda sinceridad y confianza, aspiramos a seguir trabajando con el Gobierno de España y con su presidente, Su Excelencia el Sr. D. Pedro Sánchez, con el fin de inaugurar una nueva etapa inédita en las relaciones entre los dos países, sobre la base de la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra de los compromisos", afirmó el monarca al pronunciar un discurso con motivo del aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo, un acontecimiento.

El soberano dejó caer que quería elevar la relación con España al mismo nivel que con Francia, el principal socio político de Marruecos. "Se trata [con España] del mismo compromiso que se halla a la base de las relaciones de asociación y solidaridad entre Marruecos y Francia, con cuyo presidente, Su Excelencia el Sr. D. Emmanuel Macron, me unen sólidos lazos de amistad y mutua consideración", declaró. "Es verdad que estas relaciones han pasado últimamente por una crisis inédita que ha sacudido fuertemente la confianza mutua y ha planteado numerosas interrogantes sobre su destino", reconoció. Es achacable, según el, a que Marruecos "no admite que se atente contra sus intereses supremos", es decir que no se le respalda en el conflicto del Sáhara Occidental que le enfrenta al Frente Polisario.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda