La negoiacion no empieza nada bien y las posturas estan muy alejadas

SIN ACUERDO

La reunión de los agentes, termina igual que empezó, sin acuerdo

06 de septiembre de 2021

Gobierno, patronal y sindicatos han concluido sin acuerdo la reunión tripartita que ha tenido lugar este lunes en el Ministerio de Trabajo para abordar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2021. 

Compartir en:

De nuevo, las diferencias entre las cantidades propuestas por el Ejecutivo para 2021 (entre 12 y 19 euros) y las de los sindicatos (entre 25 y 30) han impedido que el encuentro se cerrase con un acuerdo entre las partes. La patronal también ha mantenido su postura contraria al incremento.

Según han señalado fuentes sindicales presentes en el encuentro, no se convocarán nuevas reuniones para abordar la subida del SMI, pero se mantendrán contactos informales a lo largo del día y de la semana para intentar cerrar un acuerdo. Desde Trabajo aseguran que “aún hay margen para negociar”, y que se trata de “unas horas claves” para cerrar la cifra. El Gobierno se dio de plazo esta segunda reunión para determinar la subida y poder refrendarla en el Consejo de Ministros del miércoles.

“Hay un cierto distanciamiento entre las partes”, ha señalado Hoya, vicesecretario general de Política Sindical de UGT. “El Gobierno no nos ha trasladado una propuesta concreta, pero no se alejan de la horquilla de entre
los 12 y 19 euros”, ha añadido. Esta franja es la propuesta por el comité de expertos en su informe para lograr que el salario mínimo alcance el 60% del salario medio en España al final de la legislatura (2023). Aunque desde Trabajo aseguran que seguirán manteniéndose los contactos en las próximas horas, la potestad de decidir incrementar el SMI recae exclusivamente en el Gobierno, por lo que llegado el momento podría establecer unilateralmente la cuantía final.
“Pese a que hoy no ha habido posibilidades de cerrar esto, vamos a seguir hablando y a ver cómo transitamos por esta senda, de manera que podamos ponernos de acuerdo a la mayor brevedad posible para que podamos cerrar un acuerdo de todas las partes”, ha indicado, por su parte, Vicente, secretaria confederal de Acción Sindical de CC OO.

A lo largo del encuentro de este lunes los sindicatos han flexibilizado sus peticiones para 2021, aceptando rebajar la cantidad final por debajo de los 25 euros, siempre y cuando esta merma se recupere en las próximas subidas para 2022 y 2023. Además, esta subida para el próximo año debería situar el SMI en los 1.000 euros.

Tras haber permanecido congelado durante ocho meses ―como consecuencia de los tira y afloja entre las dos sensibilidades del Gobierno de coalición―, el objetivo de Trabajo era tratar de poner en marcha esta subida lo antes posible y que pudiera entrar en vigor en el mes de septiembre. Algo a lo que, según fuentes sindicales, se ha comprometido el Gobierno durante el encuentro de esta mañana. Sin embargo, existen discrepancias entre la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Trabajo al respecto de la fecha de aplicación del nuevo salario mínimo ―actualmente de 950 euros mensuales en 14 pagas―.


 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda