Ribera: "habría que  fijar el precio de la luz al margen del mercado"

06 de septiembre de 2021

Ribera, vicepresidenta tercera, ha visitado el plató de Espejo Público para abordar una de las principales preocupaciones económicas del momento: la subida del precio de la luz. Insiste en que desde el Gobierno se trabaja para fijar el precio al margen del mercado mayorista.

Compartir en:

La vicepresidenta tercera y ministra para la transición ecológica reconoce que "la energía es un tema muy importante en la evolución de la economía" y es consciente de que estamos viviendo momentos turbulentos relacionados con los mercados internacionales. Asegura que el Gobierno busca "medidas que puedan ayudar a que la evolución del precio tenga el mínimo impacto en la factura".
Cree Ribera que hay una parte de alarma en un tema que desvirtúa la imagen de qué es lo que ha hecho el Gobierno desde junio de 2018. "Cómo transformamos el sistema energético para no "depender de la altísima volatilidad de los combustibles fósiles en los mercados internacionales" y consumir energía de manera eficiente y con una participación mucho mayor y no solamente en las grandes empresas".
Mantiene que el Gobierno ha trabajado en estos meses en producir techos solares así como en la estrategia de aproximar la producción de energía a los pequeños pueblos para abaratar la factura o la firma de contratos bilaterales para que la industria sepa qué va a pagar en los próximos años. "Cuando se produce un pico muy importante adoptamos medidas coyunturales que han paliado el impacto en la factura como la suspensión de impuestos".

Insiste en que durante el verano el Gobierno ha trabajado para buscar otros modos en los que fijar el precio de la luz al margen del mercado mayorista. "Lo hemos hecho con las subastas de las energías renovables y eso nos deja 25 euros el megavatio/hora". Sobre las críticas de sus socios de Gobierno que ha expresado Ione Belarra, las calificas de "demasiado simplistas diciendo que no hemos hecho nada". Asegura que uno de los objetivos del Gobierno es el de desplazar el 10% de la generación que depende de precios internacionales como es el gas natural, pero reconoce que eso llevará algún tiempo. "Lo que importa es nuestra factura y no la evolución del mercado mayorista". Señala que sus socios de Gobierno le proponen "cosas no compatibles con el derecho europeo". "Europa permite que nucleares e hidroeléctricas fijen su precio a través de mecanismos de mercado pero no por imposición del Gobierno".
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda