El Gobierno activa la nueva subasta de renovables

09 de septiembre de 2021

El Gobierno ha puesto en marcha la nueva subasta de renovables, anunciada a mediados de agosto y que sacará al mercado 3.300 megawatios de generación eléctrica que se retribuirán a un precio prefijado. 

Compartir en:

La subasta se celebrará el día 19 de octubre (algo más tarde de lo inicialmente previsto), y las firmas interesadas podrán entregar la documentación para estar calificadas para la subasta desde este lunes y hasta el 7 de octubre, según los términos de la operación publicados en el BOE de hoy.

La celebración de una subasta en 2021 entra dentro de los planes de Transición Ecológica para elevar la producción renovable, si bien esta vez ha coincidido con una serie histórica de máximos en el precio de la luz. El objetivo del Ejecutivo es subastar 20 gigavatios entre 2020 y 2025, incluidos 8,5 de eólica y 10 de solar. Con la subasta de enero (que en puridad correspondía a 2020) y la anunciada hoy se alcanzaría casi una tercera parte (el 31,5%).
La subida de precios ha introducido algunas modificaciones en la convocatoria, en particular, que parte de ésta está reservada a instalaciones de disponibilidad acelerada. Es decir, a parques eólicos o fotovoltaicos que estén cerca de ser operativos y se puedan enganchar a la red antes de julio de 2022. De este modo Transición quiere aumentar la producción y ayudar a contener los precios.

Se reserva otro cupo de 300 megavatios para iniciativas de generación solar distribuida, es decir, para instalaciones de menos de cinco megavatios. En esta adjudicación se promocionarán las iniciativas locales, teniendo en cuenta elementos como emplazamiento (se tendrá en cuenta la distancia a los centros de consumo y la población local) o participación ciudadana (un 25% del capital social de la empresa titular de la instalación estará ostentado por un mínimo de cuatro titulares con domicilio fiscal situado a una distancia inferior a 20 km de la instalación). El resto de la subasta sigue los términos habituales: 1.500 megavatios de energía eólica y 700 de fotovoltaica, además de 200 sin asignar.

La subasta compromete una retribución a las instalaciones que aporten las ofertas más económicas. Aunque los precios están por debajo del de mercado, las subastas ofrecen garantías financieras a operadores de mediano tamaño que deben financiar las nuevas instalaciones. En la subasta de enero la energía renovable se retribuyó a una media de 25 euros el megavatio, cuando en las últimas jornadas el precio ha rondado los 130 euros.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda