Montero necesita mas dinero y ha decidido plantear un nuevo catastrazo

22 de septiembre de 2021

El Catastro va a poner a disposición de Hacienda antes de que arranque el próximo año la estimación del valor de mercado de cerca de 60 millones de inmuebles para dar cumplimiento al plan del Gobierno de implantar una referencia única para que las administraciones tributarias de todo el país puedan calcular de forma automática el rendimiento fiscal de las transacciones inmobiliarias o de las operaciones de cesión de inmuebles en los llamados impuestos patrimoniales

Compartir en:

La iniciativa, en la que la Dirección General del Catastro viene trabajando desde 2017, es una de las medidas estrella de la nueva Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude y empezará a aplicarse a partir del 1 de enero de 2022.
El objetivo declarado desde el primer momento por el Ministerio de Hacienda es ofrecer a las administraciones tributarias una referencia única, asimilable al concepto de 'valor real' exigido por las sentencias del Tribunal Supremo y que reduzca la litigiosidad generada por la diversidad de mecanismos de valoración que utilizan las comunidades autónomas para valorar la factura fiscal derivada de las operaciones inmobiliarias, que según algunas fuentes ya genera la mitad de los conflictos que se sustancian en los tribunales económico-administrativos. 

La herramienta ideada para lograrlo es el llamado 'valor de referencia catastral', un nuevo indicador construido a partir de la información oficial sobre transacciones inmobiliarias reales obtenida de notarios y registradores y tamizada a partir de algunas fuentes adicionales y que aspira a proporcionar una estimación objetiva del precio por el que se debería vender cada bien inmueble en condiciones normales de mercado, con el objetivo de evitar operaciones que persigan obtener una ventaja fiscal ilícita pero también de reducir la conflictividad generada por los intentos de determinar el 'valor real' exigido por el Supremo.

La Dirección General del Catastro lleva meses trabajando en el mapeo del parque inmobiliario español para determinar los módulos de valor a partir de los cuales se aplicará el 'valor de referencia', ya que el análisis no se ha hecho vivienda a vivienda sino por zonas a las que se atribuye un valor similar. Fuentes del Catastro aseguran que el trabajo de campo ya ha finalizado y que éste ha permitido asignar un valor al 80% de los inmuebles urbanos que figuran en los registros catastrales, lo que supone que se habría atribuido un valor de referencia a más de 31 millones de activos inmobiliarios de esta naturaleza; y a un 70% de los inmuebles rústicos, lo que supone una cifra algo superior a 27 millones

La normativa planteada por el Ministerio de Hacienda y ratificada posteriormente por el Parlamento establece un singular mecanismo de activación del valor de referencia en virtud del cual si la operación declarada se cierra por un precio superior al valor de referencia catastral el impuesto en cuestión se devengará por el precio de la transacción, en tanto que si ésta se formaliza por un valor inferior pasará automáticamente a aplicarse el valor de referencia catastral. El argumento jurídico es que es ese valor de referencia el que se entiende como el precio más probable por el cual podría venderse un bien libre de cargas entre partes independientes.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda