Biden resucita los aranceles, aunque esta vez para Rusia

11 de marzo de 2022

Biden, pedirá este viernes al Congreso estadounidense que retire a Rusia el trato denominado de "nación más favorecida". La medida se tomará en coordinación con el resto de países miembros del G7 y con la Unión Europea (UE), que ya ha anunciado su intención de proceder de igual manera.

Compartir en:

Ucrania y Canadá ya han retirado a Rusia el estatus de "nación más favorecida", y la UE planea hacer lo mismo, aseguraron este jueves fuentes diplomáticas próximas a la OMC. En Estados Unidos, la retirada de ese estatus se entiende como una suspensión de las relaciones comerciales normales con ese país, y el Congreso debe dar luz verde a dicha iniciativa.
Se espera que la medida salga adelante, porque la revocación de ese estatus comercial preferente de Rusia y Bielorrusia ya estaba en un proyecto de ley respaldado por miembros de ambos partidos que estudió esta semana el Congreso. Finalmente, ese punto quedó fuera de la versión aprobada por los legisladores porque la Casa Blanca pidió al Congreso más tiempo para coordinarse con sus aliados.

En efecto, Biden, ha anunciao la prohibición de importar marisco, vodka y diamantes de Rusia al país, como sanción por la invasión rusa de Ucrania. En una intervención televisada desde la Casa Blanca, Biden dio más detalles sobre la decisión adelantada ayer de poner fin a su trato comercial favorable con el gigante ruso, y explicó que el objetivo es dificultar los negocios entre Rusia y EEUU.

El mandatario estadounidense se refirió a los productos cuya importación ha sido prohibida como "distintivos" de la economía rusa, al incluir, además del vodka, el codiciado y simbólico caviar. Biden también adelantó que los países del G7 trabajarán para cerrar a Rusia cualquier fuente de financiación procedente de instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). "Putin es el agresor y debe pagar el precio por ello. No puede seguir tomado acciones que amenazan los fundamentos de la paz y la estabilidad internacional y luego pedir ayuda financiera a la comunidad internacional", apuntó. Pese a haber sido anunciada por Biden, la retirada del trato denominado de "Nación Más Favorecida" a Rusia debe ser aprobada por el Congreso estadounidense, algo que se espera que salga adelante sin problema al contar con apoyos tanto demócratas como republicanos.

Ucrania y Canadá ya han retirado a Rusia el estatus de "nación más favorecida", uno de los principios fundamentales del comercio internacional por el que vela la Organización Mundial del Comercio (OMC). Según la Casa Blanca, el resto de países miembros del G7 y la Unión Europea (UE) también seguirán los mismos pasos.

 

En la práctica, la medida supondría que EEUU y el resto de países que tomen la decisión podrán aplicar impuestos a las importaciones (aranceles) de Rusia al nivel que lo deseen, denegar a firmas rusas acceso a sus mercados de servicios y no proteger sus derechos de propiedad intelectual. El estatus de "nación más favorecida" existe para evitar que los 164 países que forman la OMC establezcan discriminaciones entre ellos, por lo cual si se concede a un país una ventaja especial, en general se debe hacer lo mismo con todos los demás miembros de la organización.
La legislación sobre el tema que impulsó el Congreso estadounidense y que finalmente quedó en el tintero incluía un plan para que Washington proponga excluir a Rusia de la OMC, un paso sin precedentes. Las normas de la OMC no establecen ningún mecanismo para la expulsión de un Estado miembro y la única manera de hacerlo sería enmendando los acuerdos en base a los cuales funciona.
Rusia no es uno de los principales socios comerciales de EE.UU., pero el intercambio bilateral es notable: en 2019, las exportaciones rusas al país norteamericano ascendieron a 22.300 millones de dólares, según la Oficina del Representante de Comercio estadounidense.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda