Nueva propuesta de reglas fiscales

La Comisión Europea reconoce problemas, puro descarta una recesión

04 de abril de 2022

La titular de Economía ha descartado que la guerra de Ucrania pueda poner en riesgo la recuperación económica tras la pandemia, aunque admite que puede ralentizarla. En la misma línea, el comisario de Economía, Gentiloni, reconoce que no espera que se alcancen los niveles de crecimiento económico previstos para la zona euro este año a causa del impacto de la guerra de Ucrania. Pero descarta un escenario de recesión porque, si bien la inflación se encuentra en niveles muy altos, existen programas de inversión común.

Compartir en:

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Dombrovskis, añade que el crecimiento económico europeo se ralentizará aunque no derivará en una recesión. Dombrovskis subraya que la UE dará «pasos más ambiciosos» en las sanciones a Rusia tras la masacre de Bucha para «detener la guerra y sus atrocidades» , y que todas las opciones están siendo consideradas y siguen sobre la mesa, en relación al gas, al petróleo y al carbón ruso. Pero el ministro de Finanzas austriaco, Magnus Brunner, se opone a incluir la energía porque «todas las sanciones que nos afecten más que a los rusos no serán buenas para nosotros». Y el alemán, Christian Lindner, asegura que en este momento «no es posible cortar el suministro de gas», pide «iempo» para reducir la dependencia del gas ruso y diferenciar «entre petróleo, carbón y gas», a la hora de aplicar sanciones.

Calviño asume el impacto económico de la guerra.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos del Gobierno ha afirmado este lunes que, de acuerdo con las previsiones "generalizadas" de distintos organismos, la invasión de Rusia a Ucrania ralentizará la "fuerte" recuperación de la economía. Sin embargo, la titular del Ministerio de Economía ha rechazado que se ponga en peligro el futuro de España -y por ende de Europa- y ha descartado un recesión. En declaraciones a la prensa antes de participar en la reunión del Eurogrupo en Luxemburgo, Calviño ha asegurado que los ministros de Finanzas de la eurozona escucharán "con mucha atención" las previsiones tanto de la Comisión Europea como del Banco Central Europeo.

Calviño ha recordado que "casi un tercio" de los trabajadores afiliados a la Seguridad Social en marzo tienen contratos indefinidos, un dato que da continuidad a la "progresión positiva" que, en su opinión, deriva de la reforma laboral. Evaluar las consecuencias de la guerra sobre la economía europea es el principal punto del orden del día en la cita del Eurogrupo y en Bruselas se asume que el conflicto provocará un crecimiento "significativamente inferior" al anticipado y una mayor inflación, según ha reconocido un alto funcionario europeo.

Por otra parte, la vicepresidenta primera ha instado a avanzar en "un marco de reglas fiscales" para los países de la zona euro que tenga en cuenta los retos económicos actuales, antes de la presentación, de la mano de su homóloga holandesa, de un documento para revisar las normativa fiscal en la reunión del Eurogrupo. "Tenemos que abordar y avanzar en debates que son estratégicos y estructurales para el futuro y, en particular, tenemos que avanzar hacia un marco de reglas fiscales que responda a las necesidades y los retos actuales para el futuro de todas nuestras economías", ha incidido Calviño.
La propuesta capitaneada por España y Holanda contempla la eliminación de la regla de reducción anual de la deuda, un foco a medio plazo y la construcción de amortiguadores fiscales para hacer frente a la próxima crisis. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento está suspendido desde el inicio de la pandemia para dar margen a los gobiernos del bloque a aumentar el gasto público en respuesta a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Las reglas presupuestarias seguirán congeladas en 2022 y sería el último año en que esto pase, aunque el debate de mantener la suspensión se ha abierto de nuevo ante el impacto de la guerra en Ucrania. Históricamente, Países Bajos ha formado parte del conocido grupo de países 'frugales' y ya se ha posicionado por recuperar las reglas fiscales. En el lado opuesto se sitúan países como España, Francia o Italia, defensores de una reforma profunda que modernice el conjunto de normas.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda