ENERGIA: Bruselas convoca una cumbre urgente

28 de agosto de 2022

La Unión Europea convocará una reunión urgente de los ministros de Energía para debatir soluciones a la acusada subida de los precios de la electricidad. La República Checa, que ostenta la presidencia semestral de la UE, organizará el encuentro para debatir medidas “concretas” que hagan frente a la crisis energética tras un acuerdo con la jefa de la Comisión Europea, von der Leyen.

Compartir en:

El primer ministro checo, Fiala, hizo el anuncio el viernes, y por el momento están buscando una fecha para reunirse “lo antes posible”. Aún no se ha concretado ninguna medida, pero a principios de esta semana confirmó que el lunes discutirá con el canciller alemán,  Scholz, la posibilidad de topar los precios. Europa se enfrenta a la peor crisis energética de las últimas décadas. El aumento de los costes del gas (principal componente del precio de la electricidad) ha disparado la inflación y ha socavado la moneda europea. Los precios del combustible en Europa batieron un nuevo récord histórico este viernes, cuando se dispararon hasta los 320 euros por megavatio/hora (MWh). La situación viene motivada porque desde hace seis meses, a raíz de la invasión de Ucrania, Rusia ha reducido el suministro de gas a Europa. Además, el Gobierno de Putin está quemando cerca de 10 millones de euros al día del gas que podría enviar al Viejo Continente a través del gasoducto Nord Stream 1, según ha revelado este viernes un informe de la consultora Rystad Energy. Los checos y otros miembros del bloque reclaman una política común, y defienden que los países individuales no son capaces de asumir los crecientes costes energéticos con medidas locales. Los Ejecutivos ya han destinado unos 280.000 millones de euros para aliviar el perjuicio del aumento de los precios de la energía.

 

No obstante, a principios de esta semana, desde Francia se reaccionó con escepticismo a la idea de establecer límites a los precios de la electricidad. Para el país galo, su situación es diferente gracias a las medidas gubernamentales que ofrecen protección contra la inflación. Aun así, el coste de la electricidad en Francia superó los 1.000 euros el viernes, el último récord en un repunte que ha hecho que el precio de la electricidad se multiplique por más de 10 en el último año. Los Gobiernos europeos han empezado a limitar el uso de la energía: han prohibido la iluminación exterior de los edificios en Alemania y España y han bajado las temperaturas de la calefacción interior.

Además, antes del verano, los Veintisiete acordaron tener unas reservas mínimas de al menos el 80% de su capacidad para el próximo noviembre, y ya se sitúan en el 77%.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda