CAOS FISCAL

El Gobierno anuncia nueva medidas fiscales

28 de septiembre de 2022

Ante los últimos acontecimientos y las novedades autonómicas que cada dia no ofrecen un nuevo modelo fiscal , al Gobierno de coalición, que preparaba un paquete de medidas fiscales para gravar a las rentas más altas y a los grandes patrimonios, estudia en paralelo una rebaja en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) que beneficiaría a los contribuyentes de menores ingresos.

Compartir en:

Sobre la mesa está, depende de lo que ordene el presidente una eventual bajada del tipo marginal a las rentas de menos de 35.200 euros, que hoy tributan al 30% a partir de los 20.200 euros, o una rebaja de la tasa hasta los 60.000 euros anuales, que tienen una carga fiscal del 37%. Las mismas fuentes añaden que otra posibilidad sería crear un nuevo tramo de gravamen hasta los 40.000 euros. Desde Hacienda, sin embargo, se limitan a señalar que el paquete incluirá medidas que hagan efectivo un "reparto justo de las cargas", de lo que se deduce que sí podría producirse una bajada impositiva temporal a las rentas bajas junto a la subida fiscal a los grandes patrimonios, si bien todavía no hay nada cerrado mientras las negociaciones amenazan con prolongarse más de lo previsto. Inicialmente, la ministra avanzó que el paquete se podría presentar este jueves. Ahora, desde su departamento matizan que podría retrasarse a la semana que viene. Y es que Mpntero ya no sabe que decir y menos que proponer

El Ejecutivo de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos tiene varias opciones sobre la mesa. Junto a la posible rebaja de impuestos a los contribuyentes de menos ingresos, impulsada en parte por el giro fiscal del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se contempla crear un nuevo tramo en el IRPF para las rentas superiores a los 130.000 euros, que hoy están sujetas a un tipo del 45%, la tasa marginal para los ingresos que oscilan entre los 60.000 y los 300.000 euros anuales. A partir de los 300.000 euros el tipo asciende al 47%. De crearse, este nuevo tramo tendría que tener un tipo marginal mayor que el inmediatamente anterior, por lo que, aparentemente, también tendría que aumentar el gravamen al que están sujetos las mayores rentas.

Y todo ello sin olvidarse de los ricos

El Gobierno de coalición también estudia aumentar la fiscalidad en el IRPF de los rendimientos más elevados del capital y del ahorro. A día de hoy, los que superan los 200.000 euros soportan un tipo impositivo del 26%.
En paralelo, PSOE y Unidas Podemos barajan una nueva figura tributaria para gravar a todas las grandes fortunas de España, incluyendo a las que tienen su residencia fiscal en comunidades autónomas que bonifican el impuesto sobre el patrimonio. Históricamente ha sido Madrid la única región que lo bonifica al 100%, sin embargo, a partir del año próximo, se unirán Andalucía, que lo bonificará en su totalidad, y Galicia, que lo hará en 25 puntos porcentuales más que la bonificación actual, hasta el 50%.

Cataluña se une a las CCAA y presiona a Sánchez

Hace casi dos semanas, Esquerra Republicana se abstuvo durante la votación de la proposición no de ley presentada por el PP en el Congreso para ajustar el impuesto al nuevo escenario que plantea la inflación.
Ahora, Cataluña -una de las comunidades con mayor peso para el Gobierno- no descarta esta medida. "No podemos decir un 'no' tajante a ajustar el IRPF a la inflación. Estamos en una situación muy difícil y valoramos todas las medidas para lograr bajar esta inflación. Ahora mismo no está encima de la mesa, pero no sabemos qué puede pasar en un futuro cercano", sentencian fuentes del Ejecutivo catalán. A esta posición se le une el resultado de la votación de hace poco menos de dos semanas en el Congreso. Allí, el grupo parlamentario de Esquerra Republicana se abstuvo sobre la proposición no de ley presentada por el PP para ajustar los tramos del IRPF a la inflación. Una iniciativa que fue apoyada por el PP, Vox, Ciudadanos, PNV, PDeCAT, Coalición Canaria y Foro Asturias, pero que no salió adelante por el rechazo del PSOE, Unidas Podemos, EH-Bildu, Junts, la CUP, Más País-Equo, Teruel Existe, Compromís y el Partido Regionalista Cántabro.
En el contexto actual, la bajada del Impuesto sobre la Renta es una medida muy atractiva para el electorado. No obstante, y a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades, Cataluña no tiene la presión por unos comicios inminentes en pocos meses. Las últimas fueron en 2021. Sin embargo, la relación entre las dos fuerzas políticas que integran el gobierno de coalición (ERC y Junts) no atraviesa hoy su mejor momento. Por lo que el fantasma electoral vuelve a sobrevolar.

No obstante, el president de la Generalitat, Pere Aragonès, rechazó ayer durante el Debate de Política General (DPG) en el Parlament participar en una batalla fiscal por bajar impuestos entre el resto de territorios. Así, en los últimos días, diversas comunidades del PP han propuesto la supresión o la reducción del Impuesto de Patrimonio. "Cataluña no entrará en el juego de las rebajas fiscales populistas que sólo benefician al 1% de la población que más tiene". Además, insistió en cargar contra la "competencia desleal de quien baja impuestos a quien más tiene y lo compensa con los beneficios de ser capital de un Estado", y ha asegurado estar convencido de que en la Cámara catalana existe un consenso en este sentido en el ámbito fiscal.

Nuevos enfrentamientos entre ministras: Diaz>

La vicepresidenta segunda Díaz, no descarta que España vaya a entrar en una recesión técnica (dos trimestres consecutivos de retroceso del PIB) como consecuencia de la guerra en Ucrania y su impacto en economías como la alemana, la mayor de la zona euro. En una entrevista en el podcast 'Saldremos mejores' Díaz ha señalado que va a depender de lo que pase en Alemania, aunque no ha desechado esa posibilidad.

En todo caso, ha señalado que se trataría de "pequeños desajustes", que "no provocarían una caída brutal de la economía y del empleo", y ha garantizado que, si hay recesión, el Gobierno estará al lado de los ciudadanos. "Podemos estar en un contexto de recesión técnica o no. Hay una niebla que no nos permite ver esa nebulosa (...) Puede pasar pero, pase lo que pase, el Gobierno va a proteger el tejido productivo, a los trabajadores de este país y a la ciudadanía. Cueste lo que cueste", ha subrayado.
Por su parte. la vicepresidenta Calviño, ha mantenido que el PIB crecerá este año un 4,3% y que el año que viene el avance se situará en el entorno del 2%, y sostiene -en consonancia con las estimaciones que hacen organismos internacionales como la OCDE o la propia Comisión Europea- que España será capaz de evitar la recesión.

Díaz ha defendido este miércoles la necesidad de mejorar la prestación por cese de actividad de los autónomos y de caminar hacia la "igualación" de derechos del colectivo con los que disfrutan los trabajadores por cuenta ajena. La vicepresidenta segunda ha asegurado que "queda mucho por hacer" en el mundo del trabajo autónomo, no sólo en el ámbito de la protección del colectivo, también en materias como la conciliación y la prevención de riesgos laborales. Además, Yolanda Díaz ha reiterado su intención de subir el salario mínimo interprofesional (SMI) y de impulsar la subida de los salarios en España. "Y si vamos a un escenario malo, los ciudadanos tienen que saber que el Gobierno los va a defender".

Ayuso y Calviño tensan la reunión de fondos europeos

La presidenta madrileña se ha negado a comparecer ante los medios con la vicepresidenta del Gobierno tras la reunión en la que hablarán de los fondos europeos entregados a Madrid.

Encuentro tenso en la Puerta del Sol después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, se haya negado a comparecer junto a la vicepresidenta primera, en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantendrán esta tarde ambas para abordar el reparto de los fondos europeos. La cita tendrá lugar a partir de las 17 horas en la Real Casa de Correos, sede del gobierno regional. En una entrevista en Telemadrid, Calviño ha afeado el gesto de la mandataria madrileña e insinuado que quizás sea porque Ayuso no quiera explicar a qué se han destinado estos fondos europeos. "No sé si tiene miedo, tiene vergüenza, si no quiere explicar el destino de esos 2.000 millones que se han transferido a la Comunidad", señaló.
El vicepresidente y portavoz del gobierno madrileño, Enrique Ossorio, ha reaccionado a estas declaraciones, que ha tachado de "inapropiadas", y ha remarcado que están centrados en la reunión y no en la rueda de prensa. "Nos han parecido inapropiadas, hablando con sinceridad, las declaraciones que ha hecho la vicepresidenta del Gobierno esta mañana. Esta tarde va a haber esa reunión (...) que fue pedida por la vicepresidenta del Gobierno y que tenía un objeto muy claro, que era tratar de los posibles fondos europeos que puedan llegar a la Comunidad", ha señalado. En este sentido, ha apuntado que desde el Ejecutivo madrileño en lo que han estado centrados y siguen centrados es que esa reunión sea "positiva" para que puedan llegar nuevos fondos para la región que "beneficien a todos los madrileños". Ossorio ha hecho hincapié en que en la Puerta del Sol ha habido toda clase de reuniones con otros políticos y nunca han visto "una situación así donde se han producido unas declaraciones antes de esa reunión".

A su parecer, "no son acordes con un espíritu constructivo de una reunión que lo que se quiere es trabajar por los madrileños por esos nuevos fondos europeos que van a llegar". "Nosotros tenemos claro que la vicepresidenta del Gobierno pidió la reunión y aquí esta la reunión. Pidió que acudiera la presidenta y la presidenta estará. La vicepresidenta del Gobierno quiere luego hacer declaraciones y le vamos a poner a su disposición todos los medios para que esto sea así", ha zanjado.
En cuanto al motivo de por qué la presidenta no acude a la rueda de prensa, Ossorio ha señalado que este es un tema "que se organiza desde aquí" y ellos piensan que "lo importante era la reunión para hablar de los fondos europeos que van a venir y que pueden beneficiar a los madrileños y no tanto que lo que se quería era hacer una rueda de prensa". "Nosotros siempre hemos trabajado y llevamos tiempo trabajando esa reunión, se lo puedo asegurar, pensando en esos fondos, qué propuestas podemos hacer, qué proyectos tiene la Comunidad de Madrid para que vengan más fondos europeos y no hemos estado pensando en esa rueda de prensa. A lo mejor la vicepresidenta del Gobierno ha pensando más en la rueda de prensa que en la propia reunión", ha concluido.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda