Su protagonismo no deja de crecer para bien de algunos y para mal de otros

LA REFORMA DE DIAZ, VISTA POR ELLA MISMA

Según la vicepresidenta "el PSOE no aceptó" aumentar la indemnización

02 de enero de 2022

La ministra de Trabajo defiende que la reforma laboral acordada en la Mesa de Diálogo Social está pensada para corregir la precariedad y la temporalidad del sistema productivo español, pero afirma que no incluye el incremento de la indemnización por despido que rebajó el gobierno de Rajoy porque "el Partido Socialista no lo aceptó".

Compartir en:

"En el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, intentamos incorporar el despido, pero el Partido Socialista no lo aceptó. En la mesa del diálogo social nunca estuvo el despido porque yo me debo a mis acuerdos y los cumplo", señala la ministra en El País.

Además, ha afirmado que le gustaría haber cambiado otras cuestiones pero que no ha podido hacerlo porque su voluntad ha sido la de "priorizar el acuerdo sobre todo", con patronal y sindicatos, aunque ello haya supuesto perder cierta libertad para legislar. La reforma, en su opinión, busca acabar con una tasa de temporalidad en la que "somos la anomalía europea junto con Grecia", además de "remar a favor del trabajo decente y de los salarios dignos". Tumba así las dos facetas que ella considera que priorizó el PP para alentar el empleo tras la crisis económica mediante "una enorme devaluación salarial": "la preferencia del convenio de empresa, que sólo existe en Bulgaria con esta redacción y también a través de la subcontratación y la ultraactividad". Por ello, afirma que "los progresistas europeos miran con auténtica expectación la legislación laboral española actual".

Por otra parte, ha salido al paso de las voces críticas de algunos partidos políticos que sustentan en el Parlamento las medidas del Gobierno de coalición y que se plantean dar la espalda a esta reforma. " Es muy difícil tumbar esta norma. Tendrá que decirle a un precario, que en lugar de tener un contrato estable va a seguir con un contrato de dos días", advierte.

Finalmente, Díaz ha vuelto a asegurar que no tiene en la cabeza ser candidata en las próximas elecciones generales. "No me quiero presentar a las elecciones", afirma, apuntando que la sociedad española "está hastiada del ruido político" y que ella sí aspira a mejorar el país pero a través de "una conversación con la sociedad española".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda