HUELGA DE CAMIONERO

El gobierno desnortado y desbordado

18 de marzo de 2022

La ministra de Hacienda, Montero, ha insistido en Sevilla en que el Gobierno no va a dialogar con los convocantes de la huelga de transportistas al entender que se trata de una organización minoritaria y poco representativa del sector, y que no hacen una huelga sino un "boicot".

Compartir en:

El ejecutivo, ha explicado, mantiene diálogo permanente con las principales patronales del transporte. Pero no con los huelguistas, que "están sirviendo a los intereses de la ultraderecha y de Putin", ha repetido ante varias preguntas de periodistas y empresarios en un desayuno informativo. Y hasta el día 29 el Gobierno no va a anunciar medidas para responder a la grave crisis de precios de la energía que tiene a la economía contra las cuerdas. Doce días días aún de espera mientras el desabastecimiento está ya paralizando parte de la actividad económica y amenaza con extenderse.

A la misma hora en que la ministra decía estas tonterias la patronal minera Aminer informaba de que dos de las principales explotaciones de la región, Mina Las Cruces y Río Tinto de Atalaya Mining, "se están viendo obligadas a parar su operación, por falta de suministros como consecuencia de la huelga, que desde el lunes afecta al sector del transporte de mercancías".
Las ganaderías están también al borde del colapso, sin posibilidad de recibir piensos como no sea con convoyes escoltados por la Guardia Civil, ni de sacar la leche. En una circular a sus socios fechada esta misma mañana, la cooperativa de supermercados Covirán limita a sus asociados la venta de leche: "Ante la situación que está atravesando el sector lácteo con la parada en producción debido a la huelga de transporte por carretera, nos vemos obligados a restringir la venta de leche en todas sus variedades y formatos, limitando la venta al Socio con las compras habituales que viene realizando por tienda hasta fin de stock. Con esta medida la Cooperativa busca poder atender la demanda de todos los puntos de venta evitando así especulación", se aseguraba.
Por su parte, la potente industria hortofrutícola de Almería avanza que cada día de huelga del transporte se traduce en diez millones de euros de pérdidas para ellos, dado que trabajan con género muy perecedero. La fresa y los frutos rojos de Huelva también están en plena campaña y se ve afectada. Azucarera de Jerez, la única fábrica de España que produce todo el año, también ha parado.
La gran industria también está contra las cuerdas. Paros y reducción de actividad en Valeo, Acerinox, Portland, Fertiberia … Ayer mismo la cementera de Málaga ( FYM-HeidelbergCement Group) se sumaba a la lista. El coste de la energía es inasumible para las actividades de gran consumo. Y se suma al incremento del resto de costes y a la escasez de suministros.La construcción ha avisado hoy mismo de que se avecina una ola de ERTE en el sector ante la escasez de materiales, agravado por la falta de suministros por la huelga, y la escalada de costes, según un comunicado de Fadeco, que agrupa a más de 1.500 empresas. La Federación de Empresas de Hostelería de Andalucía también ha alertado en un comunicado de que ya hay problemas de stock en los establecimientos, por lo que se suma a la petición de medidas urgentes.

Despliegue colosal de fuerzas del orden

El Gobierno quiere evitar a toda costa una nueva crisis de suministro. Así que, ante la cuarta jornada del paro de transportistas, el Ministerio del Interior ha desplegado un dispositivo de 23.598 efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional para "garantizar el abastecimiento de productos esenciales y el derecho al trabajo de los transportistas que no secundan la huelga".

En concreto, hay desplegados por toda España 16.476 guardias civiles y 7.122 policías nacionales a los que se suman efectivos de Ertzaintza, Mossos d'Esquadra y la Policía Foral de Navarra. Los cuerpos policiales también están proporcionando seguridad a las plataformas logísticas de toda España y actuando en todos los puntos de la red vial donde se producen incidentes, de forma que identifican a los piquetes.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda