Zelenski: "Rusia convierte el derecho de veto en derecho de muerte"

05 de abril de 2022

El presidente de Ucrania, Zelenski, ha relatado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, las escenas de muerte que contemplo en Buchal causadas por el ejercito ruso, cuando da la casualidad de que Rusia preside este mes el Consejo de Seguridad, y tiene, además, derecho de veto permanente.

Compartir en:

En eso se centró buena parte del alegato de Zelenski. "Estamos tratando con un país que ha convertido el derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU en derecho de muerte", dijo el jefe del Estado y del Gobierno ucraniano. Zelenski cuestionó el futuro del Consejo si éste no es capaz de expulsar a Rusia, una opción que en este momento es imposible. "¿Se ha acabado el tiempo del derecho internacional? Si la respuesta es no, actúen inmediatamente", pidió Zelenski. El presidente ucraniano volvió a pedir un juicio "similar al del Tribunal de Nuremberg", en el que fueron juzgados los líderes de la Alemania nazi tras la derrota de ese país en la Segunda Guerra Mundial. Y lanzó una advertencia a la delegación rusa en la ONU cuando recordó que el ministro de Asuntos Exteriores de Hitler, Joachim Von Ribbentrop, "no escapó a la justicia". Efectivamente, Von Ribbentrop fue el primer alto cargo nazi ejecutado en Nuremberg. Pero tampoco exculpó a otros países. "El mundo lo vio, pero no quiso mirar", sostuvo, en referencia a las agresiones llevadas a cabo por Rusia contra sus vecinos en la última década y media. Y advirtió de que probablemente haya matanzas mucho peores que la de Bucha, cuando dijo que Vladimir Putin "está lanzando una campaña de falsedades para ocultar su culpabilidad en el asesinato en masa de civiles en Mariupol". Esa ciudad, que tenía 431.000 habitantes antes de la guerra, lleva más de un mes cercada a sangre y fuego por Rusia. A un nivel más personal, Zelenski no ocultó su horror por lo que había visto el lunes en Bucha. "No hay ni un solo crimen que no haya sido cometido allí. Dispararon y mataron a mujeres delante de sus casas, mataron a familias enteras, adultos y niños y trataron de quemar los cuerpos. Les cortaron las extremidades, las gargantas. Les arrancaron la lengua solo porque los agresores no querían saber de ellos. Las mujeres fueron violadas y asesinadas enfrente de sus hijos. Los civiles fueron aplastados por tanques sólo por placer", dijo. El mensaje de este ex cómico de segunda fila, de 44 años de edad, transformado en líder mundial y en símbolo de la libertad volvió a imponerse, así, frente a la narrativa del Kremlin. Aunque al final del discurso un problema técnico le impidió cerrar el mensaje con un vídeo de la matanza, Zelenski volvió a ganar la batalla del mensaje.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda