Borrel señala que lo importante es ayudar a Ucrania a ganar la guerra

05 de abril de 2022

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Borrell, ha hablado en la COPE con claridad dé “crímenes de guerra” y no de “genocidio”, aunque ha apuntado que “es lo suficientemente terrible y por supuesto hay que mostrar nuestra indignación y nuestro rechazo”.

Compartir en:

Lo que necesita Zelenski insiste “es menos aplausos y más ayudas, más acciones firmes para apoyar su resistencia armada y penalizar al Kremlin económica y financieramente”.
El presidente ucraniano, que hoy intervendrá en el Congreso de los Diputados para recabar apoyos para su país en su defensa frente a la invasión “necesita que se aligeren nuevas sanciones. Mientras decidimos qué hacer con la importación de la energía rusa, que lo que está haciendo es financiar la guerra, hay que ayudarles de forma más rápida y coordinada. Las guerras se ganan con armas y debilitando al enemigo económicamente” ha recordado.
Borrell es consciente de que desde la OTAN “estamos en una posición de equilibrio muy difícil. Queremos ayudar a Ucrania, pero no queremos intervenir en la guerra”. Apunta que “Ucrania sabía que si era invadida no podía contar con nuestra participación en el frente. Hacemos todo lo que podemos, y vamos a hacer más, pero sin cruzar las líneas rojas porque eso nos llevaría a una guerra mucho más grande”.

Preguntando por si los crímenes de guerra en zonas como Bucha servirán para llevar a Putin ante un tribunal internacional de justicia, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores ha dicho que “el tiempo lo dirá”. Recuerda que pasaron muchos años hasta que se juzgaron los crímenes de la antigua Yugoslavia en el tribunal de La Haya.
A los que están en contra de seguir armando a Ucrania para que pueda defenderse de la invasión rusa, Borrell se pregunta cómo si no, se puede acabar con esta situación. “La guerra tiene que acabar cuanto antes pero no de cualquier manera” ha insistido.
Borrell ha incidido en acelerar la independencia de Europa de la energía rusa. Aunque España es cierto que no depende de su gas, es consciente de que países como Austria o Alemania no puedan dejar de depender de la noche a la mañana. Explica que “una decisión unánime no vamos a poder tomar porque hay países que tienen una dependencia enorme. Hay que ir trabajando en ello, por ejemplo, en dejar de importar petróleo, que es más fácil... Tenemos que recordar que cada día estamos pagando 1.000 millones de euros por las importancias energéticas rusas, dinero que están utilizando para financiar la guerra”.

Ve “un error” y “una falta de previsión” no haber tomado medidas y decisiones antes en este sentido por parte de algunos países de la Unión Europea porque “el discurso de Putin ya lo escuchamos en 2007. En 2014 vimos como invadía Crimea y muchos países han seguido concentrando su dependencia en los recursos energéticos en Rusia”.
El responsable de la diplomacia europea ha descartado que China pueda ayudar a Rusia a esquivar las sanciones: "Hoy tomamos medidas para extender las sanciones a Bielorrusia, porque era la puerta de entrada, porque está al lado. China nos dijo que no iba a ayudar a Rusia militarmente, ni tampoco a circunvalar las sanciones. Otra cosa es lo que haga, pero oficialmente no lo está haciendo".
El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores entiende que países como Finlandia pueda plantearse su incorporación a la OTAN tras la invasión de Rusia a Ucrania. “Pertenecer a la OTAN es un seguro de vida política. Ahora mismo este tema no está sobre la mesa de manera concreta, pero es entendible. Biden ha asegurado que cumplirá y entrará en la guerra si hay algún ataque contra algún miembro de la alianza, y esto hace que Rusia se piense dos veces hacer algún movimiento”.

Borrell no ha querido especular sobre la posibilidad de que la guerra en Ucrania acabe precipitando la caída de Putin: "No puedo decir todo lo que sé ni todo lo que pienso. El régimen de Putin es un régimen muy represivo y autoritario. Yo estuve en Moscú el día que condenaron por primera vez a Navalni. Si sales a manifestarte contra la guerra te arriesgas a varios años de cárcel. Mientras la guerra no sea un fracaso estruendoso, es un régimen con gran capacidad de aguante. También hay quien dice que los soviéticos cayeron por Afganistán, el zar por la Primera Guerra Mundial".
Sobre el gasto militar, Borrell ha recordado que más importante que la cantidad de dinero invertida es la coordinación entre estados de la UE: "Sería un error que los países europeos aumentaran su gasto militar manteniendo su estructura. Todos juntos gastamos cuatro veces lo que gasta Rusia en Defensa y lo mismo que China. Los 27 ejércitos de la UE tienen que estar más coordinados. Tenemos que gastar más, pero sobre todo gastar mejor".
Por último, sobre cómo prevé que será el final de la guerra, que espera que sea pronto, señala que “todas las guerras acaban con un acuerdo, primero con un alto el fuego y luego con un acuerdo de paz que fije condiciones”. Y añade: “Lo que hay que conseguir es que Ucrania esté en la mejor posición de fuerza, porque cuanto más fuerte esté tendrá más capacidad de negociar”

Compartir en:

Crónica económica te recomienda