LA POLITICA PASA POR ENCIMA DE LA ECONOMIA

Diaz se apunta a los buenos datos del empleo

19 de abril de 2022

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha avanzado este martes que los datos de contratación indefinida del mes de abril marcarán un nuevo récord, gracias al empuje de la reforma laboral.

Compartir en:

"El mes pasado tuvimos un nivel récord de contratos indefinidos en la historia de la democracia española y los datos de finales de este mes serán mucho mejores", ha subrayado Díaz en declaraciones a 'TVE' . Según los datos que comunicó Trabajo en su día, en marzo se firmaron 513.677 contratos indefinidos, la mayor cifra de toda la serie en cualquier mes. Este volumen de contratos fijos es un 147,9% superior al de marzo de 2021 y representa el 30,7% del total de contratos efectuados en el tercer mes del año, frente al 14,8% de marzo de 2021, cuando aún no estaba en vigor la reforma laboral. Inmediatamente después de citar estas cifras la vicepresidenta ha advertido al lider del PP que debe aprovechar la ronda de encuentros que mantendrá este martes con los líderes de CEOE, Cepyme, CCOO y UGT para "rectificar" el "error" que cometió el PP al no apoyar la reforma laboral. "Está muy bien que se reúna con los agentes sociales, pero debería ser serio y rectificar lo hecho por el PP en la reforma laboral, porque a día de hoy tenemos datos más que suficientes para decir que esta reforma ha sido positiva", ha subrayado Díaz.

La vicepresidenta ha destacado que "más allá" de la guerra en Ucrania y del actual contexto de incertidumbre, los datos de empleo siguen siendo "muy positivos" pese a la ralentización económica y la "enorme inflación", que "no hay que olvidar que empobrece a los hogares".
En todo caso, Díaz ha insistido en que el Gobierno, en caso de ser necesario, va a proteger a empresas y trabajadores del impacto de esta crisis, como se hizo durante la pandemia. "Lo que han de saber empresas y trabajadores es que van a contar con protección en caso de ser necesaria", ha asegurado.

Diaz contra Sánchez

Respecto al acuerdo de negociación colectiva que negocian sindicatos y empresarios, y que Sánchez pretende que posibilite una recuperación económica, su chica del espacio ha dejado claro que en su opinión el Gobierno "no baraja un pacto de rentas" y que lo que hay es una negociación bipartita entre empresarios y sindicatos para establecer cómo deberían comportarse los salarios de los trabajadores "en un contexto de enorme complejidad".

Ahora bien, la vicepresidenta ha advertido de que los trabajadores no pueden ser los que paguen la actual situación económica derivada de la guerra. "En la pandemia no les hicimos pagar la gestión de la crisis a los que menos tienen, a los trabajadores, y en mi opinión, a día de hoy, con la merma de poder adquisitivo que están percibiendo los trabajadores, no se puede castigar a los que menos tienen en un país en el que las rentas salariales son muy bajas".
En contraposición con esta postura de Diaz ayer mismo el propio Sanchez defendía y presionaba a los empresarios para que se llegase a un acuerdo económico salarial

Mes y medio de espera

La realidad es que mes y medio después del anuncio de Sánchez en el Congreso de que el plan anti efectos bélico, contendría un gran pacto con la patronal y los sindicatos para proteger las rentas de los efectos de la crisis energética, resulta que este no termina nunca de llegar.
El Ejecutivo ha puesto en marcha un primer paquete de medidas que no incorporan este compromiso, porque ni siquiera se ha sentado a negociar en serio con los agentes sociales. Las organizaciones sindicales y empresariales, que están negociando en la mesa bipartita la recomendación de subida salarial en los convenios, advierten de que la pelota está en el tejado de Moncloa y no habrá acuerdo hasta que el Boletín Oficial del Estado refleje medidas contundentes para rebajar los precios energéticos. Y en ese sentido, y según diversas fuentes Sánchez insistió este lunes en que la patronal y los sindicatos deben alcanzar un pacto "donde no solamente se tiene que hablar de salarios, también se tiene que hablar de dividendos, de reparto de beneficios por parte de grandes empresas". Pero es que además, fuentes del diálogo social revelan que la presión que hizo públicamente Sánchez en la entrevista en Antena 3 la están trasladando en privado desde distintos ministerios del área económica a los presidentes de las grandes patronales CEOE y Cepyme y a los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT. Pero, de momento, no ha surtido efecto. Las conversaciones se estancaron antes de Semana Santa por las citadas cláusulas de revisión con el IPC y no hay ninguna reunión prevista, aunque sí se mantienen contactos informales estos días.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda