Regresa la embajadora de Marruecos en España

20 de marzo de 2022

Karima Benyaich ha vuelto a la capital después de un año. El envío de la carta a Mohamed VI en el que se avala el plan de autonomía para la región como una "base seria y creíble" abre un nuevo marco diplomático.

Compartir en:

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, ha regresado a Madrid tras su retirada del país a mediados del mes de mayo de 2021, según ha podido saber Europa Press. El Gobierno marroquí llamó a consultas el año pasado a su embajadora en Madrid, tras la crisis diplomática abierta por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que se vio agravada por la entrada de miles de migrantes en Ceuta procedentes de Marruecos.

La embajadora marroquí ha regresado a España después de que el presidente del Gobierno, cambiara su postura sobre el Sáhara Occidental al avalar como una "base seria y creíble" su plan de autonomía para encontrar una solución al conflicto. La decisión se produce también en pleno aumento de tensión con Argelia, que llamó este sábado a consulta a su embajador español con efecto "inmediato" tras las declaraciones de las máximas autoridades españolas y su "cambio repentino" de posición.

En este contexto, la ministra de Política Territorial y portavoz de Gobierno de España, Rodríguez, ha defendido el pacto de España con Marruecos, por el que se apoya el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental, porque "implica respeto mutuo y ausencia de acciones unilaterales". La portavoz ha llamado a valorar el acuerdo como una "excelente noticia" por la "apertura de una nueva etapa en las relaciones entre España y Marruecos" y porque se erige "justamente en ejemplo" en estos "momentos de crisis bélica y de la invasión atroz de Putin sobre el pueblo ucraniano". Para Rodríguez, el giro del Gobierno en la posición sobre el Sáhara no afecta a la relación "sólida" con Argelia, que es para España "un socio estratégico, fiable y amigo".

Respecto a la brecha abierta con sus socios de Gobierno por la carta a Mohamed VI, Rodríguez ha reconocido que en el Ejecutivo cada partido tiene sus posiciones al respecto, pero ha aseverado que actúan "con una sola voz" y ha recordado que la política exterior la lidera el presidente. Ante las peticiones de explicaciones por este giro, ha asegurado que se darán a todos los grupos políticos y que el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Albares, comparecerá en el Congreso. Por otro lado, se ha referido a los efectos económicos y sociales de la guerra en Ucrania. Al respecto, ha instado a la ciudadanía a hacer un "esfuerzo en el consumo energético" y ha garantizado que el Gobierno va a trabajar para "amortiguar" la crisis, con una reorientación de la política económica.

No comparte la misma opinión la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quien ha apelado a una "reflexión conjunta". Díaz ha incidido, además, en que desconocía la situación y ha recordado que ella siempre trabaja con "lealtad" a Sánchez, con quien comparte todas las decisiones importantes. Así, ha expresado su "tristeza" y la de Unidas Podemos por este cambio y también ha resaltado su preocupación por la reacción de Argelia. Por este motivo ha señalado que tanto Sánchez como Albares tienen que explicar por qué han dado este paso, de formas "no correctas".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda