Ante este panorama Bruselas eleva la asignación del rescate

20 de enero de 2022

Bruselas tiene previsto elevar la asignación de los fondos que le corresponden a España en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en función de la evolución de su Producto Interior Bruto (PIB) en los ejercicios 2020 y 2021.

Compartir en:

El reglamento 2020/241 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de febrero de 2021, por el que se establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, fija que la Comisión debe rehacer el cálculo definitivo para la asignación de fondos a los distintos países a más tardar el 30 de junio de 2022, cuando debe sustituir los datos de las previsiones de otoño de 2020 por los resultados reales en relación con el cambio del PIB de 2020 y el cambio acumulado en el PIB del período 2020-2021. Es decir, que debe ajustar las cantidades que transferirá y prestará a los distintos Estados miembros al impacto real que ha provocado la pandemia en sus economías, dado que a mayor daño económico, más fondos para la recuperación.

Desde el área económica del Gobierno confirman esta revisión antes de verano y adelantan que será entonces cuando el Ejecutivo español se lance a por la parte de los préstamos de la que todavía no ha hecho uso.
Para activar esa segunda fase, en la que España se endeudará para captar otros 70.000 millones de euros adicionales, el Gobierno tendrá que incorporar una adenda al Plan de Recuperación con la que será la primera petición de ayudas reembolsables, es decir, créditos. Pero no se trata de un mero apéndice al documento, sino que la solicitud tendrá que ir acompañada de un plan revisado que incluya hitos y objetivos adicionales. Y, según el reglamento, la Comisión tiene hasta el 31 de diciembre de 2023 para conceder al Estado miembro que lo solicite un préstamo para la ejecución de sus planes de recuperación y resiliencia.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda