Escriva: espera una reducción del déficit de la SS

19 de diciembre de 2021

El ministro de Inclusión, Escrivá, ha afirmado que espera que el déficit de la Seguridad Social terminará en el 0,5% del PIB en 2022 y que estará "básicamente en equilibrio presupuestario" al final de la legislatura. En este aspecto, defiende que su ministerio ha "tomado medidas para que el sistema esté equilibrado indefinidamente y manteniendo el poder adquisitivo de las pensiones en todo momento".

Compartir en:

En una entrevista concedida a El País, Escrivá recuerda que su oficina ha venido desarrollando lo aprobado en el Pacto de Toledo, pero quedan medidas por estudiarse como la posible ampliación del número de años para calcular el cómputo de las pensiones o ver cómo gestionar las lagunas de cotización o si el trabajador podrá excluir sus periodos de años laborales. Además, quedan por aprobarse un "sistema de cotización para los autónomos por ingresos reales, el impulso de los planes de pensiones colectivos, la elevación de la pensión máxima y, por lo tanto, de forma equivalente destopar la base de cotización máxima de la Seguridad Social para mantener la contributividad estricta del sistema. También falta por abordar la realidad de nuevas carreras profesionales y nuevas realidades en el mercado de trabajo, donde las cotizaciones son más volátiles y las de los últimos años no son necesariamente las mejores", ha enumerado.

El ministro recuerda que los mayores problemas de sostenibilidad en el sistema de pensiones se concentrarán en las décadas de 2030 y 2040, por lo que el destope actual de la base máxima de cotización sin incrementar la pensión máxima supondrá unos ingresos extra que "contribuirán a reforzar el sistema" en estas décadas. "Y a partir de 2050, cuando la medida suponga mayores gastos, el gasto total en pensiones sobre el PIB ya estará descendiendo por motivos demográficos", ha explicado.


Con respecto a la reforma laboral aún en ciernes, Escrivá se confiesa optimista y cree que se llegará a un acuerdo para abordar los grandes problemas del mercado laboral español, que son "la precariedad, la tasa estructural de paro tan alta y el hecho de que durante los ciclos económicos se destruya muchísimo empleo que después no termina recuperándose por la descapitalización de esas personas". Por ello incide en la importancia de la formación como vía para cambiar estas cuestiones.

Además, considera que recurrir a la inmigración será "inevitable" para mantener el nivel de población ocupada en el futuro, por lo que aboga por "un modelo de inmigración legal, regular, ordenada" para que vengan "aquellas personas con aquellos perfiles que realmente hacen falta en nuestro mercado de trabajo".

Finalmente, con respecto a la gestión del Impuesto Mínimo Vital (IMV), Escrivá admite que hay familias a las que aún no han "podido llegar", por lo que están colaborando con los servicios sociales de los ayuntamientos y varios ONG para que puedan llevar a cabo certificaciones de las personas que aún no han accedido a este mecanismo. También pretenden contactar con aquellos que aún no lo han solicitado y "ofrecerles vías de acceso".

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda