Díaz descarta «descafeinar» la reforma y anuncia cambios de calado

22 de diciembre de 2021

La reforma laboral no será un sucedáneo. Supondrá un “cambio de paradigma” en relación a la contratación temporal. Y reequilibrará el poder de los sindicatos y empresarios. También contendrá cambios en formación. Y una versión postpandemia de los ERTE, los expedientes de regulación temporal de empleo, que han salvado empresas y trabajos durante la epidemia de Covid, afirmó hoy la ministra Díaz, muy optimista respecto al resultado final de la negociación dedicada a reformar la legislación laboral española.

Compartir en:

En ee sentido, Díaz descartó que la reforma laboral vaya a “quedar descafeinada” a consecuencia de las cesiones del Gobierno en favor de los empresarios, para que estos se sumen al acuerdo. En una presentación de otro asunto —el Estatuto del Artista, que verá la luz a lo largo de 2022—, Díaz defendió con ferocidad la profundidad de los cambios que su ministerio lidera para reformular las leyes que rigen el mercado de trabajo español, aquejado por el paro crónico, los bajos salarios y la inestabilidad. “Quien afirma que va a quedar descafeinada no sabe de qué está hablando”, reiteró Díaz, quien insistió además en las claves de las reformas que ultima la mesa de negociación, recogidas en el acuerdo de Gobierno PSOE-Unidas Podemos, como son un “cambio de paradigma” en el sistema de contratación, el reequilibrio del poder de empresarios y sindicatos, los nuevos ERTE o medidas de flexibilidad interna que eviten despidos, y reforma del subsistema de la formación.

“La reforma del mercado de trabajo es profunda, ambiciosa”, destacó Yolanda Díaz, sin atreverse no obstante a ofrecer una fecha de cierre de la negociación. “Mañana me gustaría poder cenar en mi casa de Galicia”, dijo, tras agradecer las maratonianas jornadas que está manteniendo el equipo de trabajo, compuesto por 25 personas del Gobierno, los sindicatos CCOO y UGT, y las patronales CEOE y Cepyme, que ayer, martes, por ejemplo, estuvieron reunidos por espacio de trece horas, subrayó Díaz.. tratando de soslayar las críticas que advierten de un cambio en los contenidos de la negociación, que estaría beneficiando a los empresarios, a fin de que estos se sumen el acuerdo, relativas especialmente a la contratación temporal.

La ministra destacó que España ha sufrido durante cuatro décadas de un problema de “precariedad” en el mercado de trabajo, en buena parte debido a la proliferación de contratos temporales sin causa, que ahora la reforma parece decidida a corregir.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda