Ellas sonríen, mientras los empresarios esperan que en algún momento se pongan a trabajar y resuelvan los casos

GOBIERNO: solo ha adjudicado un escaso 25% de los fondos de rescate

09 de mayo de 2022

Los fondos públicos para asistir económicamente a empresas viables cuya supervivencia se ha visto amenazada por la pandemia han concedido unos 2.500 millones en ayudas, con lo que más del 75% de sus recursos está por adjudicar, a falta de menos de dos meses para que se agoten sus mandatos.

Compartir en:

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides) disponen de 10.000 y 1.000 millones de euros, respectivamente, a través del Fondo de solvencia para empresas estratégicas, pensado para grandes empresas, y del Fondo de Recapitalización de Empresas Afectadas por el covid-19 (Fonrec), para las de un tamaño menor. Juntas han concedido hasta el momento rescates por un importe de 2.520,23 millones, lo que supone el 22,9% de sus recursos conjuntos, pese a que ambos fondos tuvieron que aprobar ya una prórroga de sus mandatos, que inicialmente acababan en diciembre de 2021.
Ni Sepi ni Cofides ofrecen detalles sobre si se ha pedido formalmente una nueva moratoria, aunque fuentes cercanas al Ejecutivo confían en que Bruselas amplíe la vigencia de ambos fondos al menos un trimestre más.

Cofides ha dado un tercio de sus fondos

Concretamente, el Fonrec ha aprobado 33 solicitudes para acceder a 328,6 millones, el 32,8% de la dotación del fondo, después de haber recibido solicitudes por un total de 1.278 millones, aunque parte de ese importe no podrá ser atendido por no ser peticiones elegibles para el fondo.
El monto total de esas solicitudes que sí son elegibles ronda los mil millones de la dotación total del fondo, con lo que Cofides podría agotar los recursos del fondo asignándolos todos, siempre que contara con tiempo suficiente.

Sin embargo, el próximo 30 de junio acaba el plazo de vigencia del fondo, con lo que resulta poco probable que todos los expedientes puedan ser analizados y aprobados a tiempo si no hay una nueva moratoria desde Bruselas. Sobre una posible moratoria u otro procedimiento que permita que las solicitudes que llegaron en los últimos días se aprueben, lo ideal sería que Bruselas estableciera al menos un periodo transitorio posterior al 30 de junio para que puedan resolverse ya sea positiva o negativamente todas las solicitudes recibidas.
El fondo de Cofides reparte financiación entre empresas medianas, con ventas de entre 10 y 40 millones de euros, que hayan visto afectada su superviviencia por la pandemia.

Las ayudas pueden oscilar entre los 2,5 y los 25 millones y se materializan a través de inversiones temporales en forma de participaciones en el capital social, préstamos participativos u otros instrumentos financieros. Su duración máxima es de 8 años, aunque el espíritu del fondo busca una rápida amortización de las inversiones.

Por sectores, 15 de las empresas seleccionadas pertenecen al sector industrial, 9 al hotelero, 3 a empresas con actividad en el deporte y el ocio; 2 a la construcción, 2 son empresas multisectoriales, 1 al transporte y 1 al sector sanitario. El número de solicitudes ha aumentado en los últimos días, pero fuentes de Cofides consultadas por Efe han reconocido que, dadas las fechas de recepción de las mismas, no puede garantizarse que vayan a presentarse al Comité Técnico de Fonrec antes de la fecha de vencimiento del período de inversión, el 30 de junio. "Así se lo hemos advertido a las empresas solicitantes y a los consultores", afirman, y dicen que están "a la espera" de que la Comisión Europea (CE) indique algún tipo de moratoria.

La Sepi inyecta una quinta parte

Por su parte, el fondo gestionado por SEPI ha desembolsado 2.191,63 millones, un 21,92% de los 10.000 millones de su fondo, y un 41,25% de los 5.310,5 millones solicitados hasta ahora. Además, 15 peticiones, por 444,7 millones, se han rechazado por no ser elegibles, por lo que quedan 2.674,8 millones pendientes de resolver. Las últimas empresas en recibir estas líneas de financiación han sido el Grupo Julià (38 millones) y el Grupo Mediterránea (28 millones), que lograron la aprobación del Consejo de Ministros el pasado martes. De esta manera, ya son 21 las empresas que han recibido ayudas públicas para tratar de paliar, al menos de manera parcial, los efectos económicos derivados de la irrupción de la pandemia hace ya más de dos años.

El importe medio de las ayudas concedidas por el Gobierno, a través del fondo SEPI, es de 104,36 millones por compañía. La de Air Europa, la primera en anunciarse, fue la más cuantiosa, con 475 millones. Una de las últimas en ser aprobada, la del Grupo Mediterránea, es la más baja hasta la fecha, con 28 millones de euros.

El turismo, el más beneficiado

El sector turístico ha sido el más beneficiado por las inyecciones de la SEPI, con 11 empresas ayudadas. Le siguen el sector industrial, con 8, y los de cambio de divisas y servicios de restauración, con una intervención en cada caso.

Más del 60% del presupuesto concedido ha ido a parar a empresas turísticas: Air Europa, Ávoris, Plus Ultra, Hotusa, Soho Boutique Hotels, Grupo SERHS, Wamos, Grupo Abades, Hesperia, Hotusa, Alba y Julià.
El resto de compañías que han recibido fondos públicos han sido Duro Felguera, Tubos Reunidos, Rugui Steel, Airtificial, Reinosa Forgings & Castings, Losán, Técnicas Reunidas, Eurodivisas, Ferroatlántica y Mediterránea.
Un 40% de la financiación concedida hasta ahora se corresponde con préstamos de tipo participativo (1.315,17 millones).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda