El ECOFIN reforma la directiva del IVA

08 de diciembre de 2021

Los 27 socios de la Unión Europea (UE), reunidos este martes en el Ecofin, han cerrado un acuerdo para reformar la directiva del IVA con vistas a que los países puedan tener más flexibilidad en el momento de establecer qué productos y bienes pueden beneficiarse de los tipos reducidos, superreducidos e incluso nulos en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Compartir en:

En paralelo, los socios han modificado la lista de aquellos bienes que pueden acogerse a un gravamen inferior al estándar, incluyendo por un lado aquellos que protegen la salud pública y benefician las transiciones verde y digital, y eliminando, por otro, los que son nocivos para el medio ambiente. Las tarifas reducidas, en esta línea, podrán llegar a los paneles solares instalados en viviendas privadas y a las bicicletas.
El nuevo marco, cuyo texto pasará ahora al Parlamento Europeo para debatirse, amplía a todos los socios las excepciones que disfrutaban únicamente algunos países y que estaban justificadas por razones "históricas". Así, explican desde el Consejo Europeo, "se abren a todos los estados las derogaciones existentes que permitían a algunos Estados miembros aplicar tipos preferenciales a determinados productos, siempre que sean compatibles con los principios acordados".

El pacto, a su vez, fija un sistema de salvaguardia para evitar una carrera a la baja que extienda por el bloque el uso de tipos inferiores al mínimo fijado, que continúa establecido en el 15%. Las 27 capitales también han incluido una nueva disposición en la directiva para abordar "posibles crisis futuras" y permitir que los socios respondan rápidamente a circunstancias excepcionales, "como pandemias, crisis humanitarias o desastres naturales". En el apartado de los tipos reducidos, superreducidos y nulos, los Estados miembros han cerrado dos casuísticas. Por un lado, las capitales tendrán la posibilidad de aplicar gravámenes de hasta el 5% a bienes y servicios en hasta 24 categorías diferentes.
A su vez, podrán aplicar ahora un tipo inferior al 5% y una exención, conocida como tipo nulo o cero, a un máximo de siete categorías de la lista actualizada este martes por el conjunto de los países, que necesitaban del consenso para lograr impulsar la modificación. En esta última categoría se incluyen los productos que cubren las necesidades básicas, como alimentos, medicamentos y otros productos farmacéuticos.

Otros de los productos y servicios que podrán beneficiarse de las tarifas reducidas, en este caso de cara a la transición digital, son el acceso a internet y la transmisión en vivo de eventos culturales y deportivos. En el apartado de la transición verde se incluyen determinados artículos como las bicicletas, los sistemas de calefacción ecológicos y los paneles solares instalados en viviendas privadas y edificios públicos, entre otros productos. Por un último, de cara a la salud pública, se incluyen bienes como equipos de protección personal, mascarillas y ciertos equipos médicos, "así como más elementos considerados como ayudas esenciales para los discapacitados".

El comisario europeo de Economía, Gentiloni, ha dado la bienvenida al acuerdo que supone "una excelente noticia". Los Estados miembros "tendrán más flexibilidad para hacer que sus sistemas de IVA reflejen las opciones políticas nacionales, al tiempo que garantizan la coherencia con las prioridades europeas comunes: las transiciones verde y digital y, por supuesto, la protección de la salud pública", ha resumido.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda