NUEVAS Y ABUNDANTES CRITICAS A LOS PGE2023

AIReF prevé un parón económico con déficit y deuda estancados hasta 2026

25 de octubre de 2022

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ha publcado su Informe sobre los Proyectos y Líneas Fundamentales de los Presupuestos de las Administraciones Públicas para 2023, incluidas las CC.AA. y CC.LL. En su Informe, la AIReF incluye un escenario a medio plazo, hasta 2026, en el que concluye que el margen para la reducción del déficit sin adoptar medidas adicionales se agota resultando un nivel superior al límite del 3% fijado en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, mientras la deuda se sitúa en torno al 109% del PIB.

Compartir en:

El informe analiza además determinadas inconsistencias entre los PGE y los Escenarios Presupuestarios remitidos a la Comisión Europea con posterioridad, y señala que de prorrogarse en 2023 las medidas relacionadas con la crisis energética y la guerra en Ucrania, el crecimiento del gasto primario corriente de las AA.PP. sería del 6,5% anual, por encima del rango de cumplimiento de la recomendación fiscal.

En concreto señala que :
• Considera que, a pesar de que las previsiones de crecimiento del PIB nominal son alcanzables, existen riesgos a la baja en el crecimiento real previsto por el Gobierno y al alza en la inflación cuya evolución estará marcada, al margen de estos riesgos, por las medidas que para hacer frente a la crisis energética finalmente se prorroguen o adopten. • Estima para el conjunto de las AA.PP. un déficit en 2023 del 3,3% del PIB, tras cerrar 2022 con un déficit en el entorno del 4,6% del PIB, al elevar dos décimas su previsión tras incluir las medidas aprobadas mediante el Real Decreto Ley 18/2022. • Esta reducción del déficit de 1,3 puntos sólo se materializaría en el caso de que no se prorrogasen las medidas adoptadas para paliar los efectos de la crisis energética y la invasión de Ucrania. Si se prorrogasen o adoptasen medidas por un importe equivalente al actualmente en vigor el déficit de las AA.PP. en 2023 estaría en un nivel similar al que se prevé alcanzar en 2022. • Tanto en 2022 como en 2023, las estimaciones de la AIReF se sitúan por debajo de los dos escenarios del Plan Presupuestario, que prevén un déficit del 5% para 2022 y 3,9% para 2023. No obstante, los dos escenarios no son plenamente comparables al recoger distintos supuestos sobre las medidas, especialmente en 2023. A pesar de ello ambos escenarios contemplan una misma previsión de déficit y comparten un mismo escenario macroeconómico. • A medio plazo, estima que la deuda pública se estabilizará por encima del 100% del PIB una vez que el crecimiento nominal deje de contribuir a la reducción de la ratio deuda/PIB. Esta evolución sería consecuencia de una estabilización del déficit de las AA.PP. en torno al 3,2% del PIB. El importante stock de deuda pública legado de la crisis sanitaria sumado a un elevado nivel previo, sitúa la sostenibilidad de las finanzas públicas en el medio plazo en una posición de vulnerabilidad. • Según la AIReF, el saldo de las CC.AA. mejorará sustancialmente en 2023 alcanzando un déficit del 0,1% del PIB tras cerrar 2022 en un 1% del PIB. Esta mejora se explica principalmente por la evolución de los recursos del sistema de financiación, que crecen un 23,9% impulsados por el crecimiento de las entregas a cuenta y, en mayor medida, por la liquidación que vuelve a ser positiva tras el valor excepcionalmente negativo de 2022. • Sin embargo, la tasa de referencia fijada para 2023 en el -0,3% empuja a las CC.AA. a presentar proyectos de presupuesto que agotan el margen de gastos permitido por la evolución de los recursos del sistema de financiación y una tasa de referencia, en general, holgada que no refleja la situación global del subsector ni la particular de cada comunidad. • Se estima un superávit en 2023 del 0,5% del PIB en las CC.LL., tras alcanzar un 0,2% en 2022, debido a las liquidaciones del sistema de financiación, a lo que hay que añadir las compensaciones entre 2022 y 2024 por la liquidación negativa de 2020. • Prevé en 2023 un crecimiento del gasto primario corriente neto del 3,5% si no se prorrogan las medidas en el conjunto del año que viene, que se situaría dentro del rango considerado para la evaluación de la Recomendación Fiscal del Consejo Europeo. Si se prorrogarse todas las medidas en 2023, el coste adicional de la prórroga supondría un incremento del gasto primario corriente neto del 6,5% anual en 2023, muy por encima de las referencias compatibles con el cumplimiento de la Recomendación Fiscal. • Finalmente recomienda al Ministerio de Hacienda que defina tasas de referencia para cada administración teniendo en cuenta su situación de partida, de manera que resulten exigentes, pero factibles de alcanzar.

De acuerdo con su análisis, la AIReF termina recomendado que en el actual contexto de reglas fiscales suspendidas durante varios ejercicios, el Gobierno decidió, en ausencia de objetivos de estabilidad presupuestaria, la fijación de tasas de referencia para el conjunto de las AA.PP. y para cada subsector. Estas tasas de referencia pueden considerarse un acierto en la medida que señalan la orientación de la política fiscal y actúan como ancla en el diseño de los presupuestos de cada administración.

Por este motivo, cuando las tasas de referencia son laxas, como ocurre actualmente, no incentivan la necesaria reducción del déficit estructural. aun cuando, en determinados casos, la situación económica y fiscal lo permite. Este es el riesgo que subyace en 2023 con el subsector de CC.AA. que según las estimaciones de la AIReF podría alcanzar un déficit inferior, 0,1% del PIB frente al 0,3% del PIB de la tasa de referencia del subsector. Sin embargo, independientemente de su situación previa, todas las CC.AA. han presentado unos presupuestos en línea con la tasa de referencia del - 0,3% del PIB o del -0,6% en el caso de País Vasco y Navarra. Además, la fijación de una misma tasa de referencia para todas las CC.AA. de régimen común no resulta realista, ya que es excesivamente exigente para unas y laxa para otras. Esto es igualmente aplicable al conjunto de las AA.PP. Por este motivo, la AIReF recomienda al Ministerio de Hacienda que defina tasas de referencia para cada administración teniendo en cuenta su situación de partida, de manera que resulten exigentes, pero factibles de alcanzar

 

FUNCAS

 

El Círculo de Empresarios pide la devolución de los PGE

El Círculo de Empresarios considera que los Presupuestos Generales del Estado para 2023 aprobados por el Gobierno no son los que precisa España, pues «no resultan creíbles y son imprudentes e insolidarios», por lo que ha pedido al Ejecutivo que los retire y presente unas nuevas cuentas públicas «realistas».

El Círculo entiende que estos Presupuestos son el «arma preelectoral» de un Gobierno y de unos partidos que le sustentan que tienen «perdido el rumbo económico». Por ello, a su juicio, los PGE 2023 deben ser devueltos para ajustarlos a previsiones macroeconómicas «realistas» y formular un proyecto en el que se empiece a reducir el déficit.
El análisis de los Presupuestos que realiza anualmente el Círculo de Empresarios ha sido presentado este martes por su presidente, Manuel Pérez-Sala, y por el vicepresidente y presidente del Grupo de Trabajo de Economía y Unión Europea, Juan María Nin. A juicio de ambos, las previsiones del cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno en estos presupuestos «carecen de credibilidad y de la capacidad de generar confianza que este instrumento de política económica requiere».

Adicionalmente, añaden que genera «incertidumbre» el ritmo de ejecución de las inversiones asociadas a los fondos ‘Next Generation EU’. Para el Círculo, su estrategia, asignación y administración «cuestionan seriamente» su impacto sobre el PIB potencial.
Asimismo, asegura que esta propuesta de PGE no es solidaria y puede tener implicaciones en la cohesión social, ya que tanto la indexación de partidas de gasto al IPC, con impacto en el gasto estructural, y el posible efecto sobre el sector privado vía negociación colectiva, como
la demora en establecer una senda de consolidación fiscal creíble para corregir los elevados niveles de déficit y deuda, trasladan buena parte del coste del Estado de Bienestar actual a las generaciones más jóvenes «erosionando el equilibrio intergeneracional».

«En un contexto como el actual, marcado por una creciente incertidumbre, revisión a la baja del crecimiento de las principales economías, tensiones inflacionistas y endurecimiento de la política monetaria, el proyecto de PGE debería ser el resultado de un consenso político y social, que anteponga el interés general al del partido o partidos que configuren el Gobierno», ha subrayado el Círculo de Empresarios. En su opinión, las cuentas públicas deben centrarse en acometer las reformas estructurales necesarias que favorezcan un crecimiento económico «más sólido, competitivo y sostenible». Desde el Círculo de Empresarios, se reitera la necesidad de tener en cuenta las consecuencias a largo plazo de las decisiones de política económica adoptadas hoy.

Medidas temporales y hacia colectivos vulnerables

El Círculo de Empresarios comparte la conveniencia de adoptar medidas excepcionales para paliar los efectos de la pandemia y de la crisis energética, pero defiende que deben ser «selectivas, temporales y focalizadas» en los colectivos más vulnerables, y «desligadas de ideología partidista». «Todo ello en el marco de una política fiscal prudente, rigurosa, efectiva y eficiente para impulsar el crecimiento estable», subraya.
Los empresarios también echan en falta la deflactación de la tarifa del IRPF en el contexto actual de pérdida de poder adquisitivo por la elevada inflación, y critican la «inseguridad jurídica» en el ámbito empresarial que genera la falta de concreción sobre cómo se instrumentan algunas de las nuevas medidas impositivas.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda