El primer buque de la ONU con grano de Ucrania listo para zarpar a Etiopía

12 de agosto de 2022

El primer buque del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas saldrá en las próximas horas del puerto de Odesa en Ucrania, con dirección Etiopía, en el marco del acuerdo firmado entre Rusia y Ucrania para la continuación de las exportaciones de grano ucraniano desde el inicio de la guerra.

Compartir en:

Así lo ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en un mensaje en redes sociales en el que ha asegurado que el buque mercante de Naciones Unidas "pronto cargará y partirá desde Odesa a Etiopía". "La cooperación de todos los actores involucrados es clave para que el plan de la ONU funcione para ayudar a evitar la escasez de alimentos y el hambre", ha afirmado el exprimer ministro belga, que ha apoyado desde el primer momento las labores de mediación del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, para lograr un pacto que permita las exportaciones de cereal ucraniano, bloqueadas por el Ejército ruso en el contexto de la guerra en Ucrania.
Según viene defendiendo Naciones Unidas, el acuerdo mediado por Turquía, que ejercerá el papel de coordinador para permitir la salida del grano del mar Negro, es clave para "reducir la inseguridad alimentaria a nivel global".

Otros dos cargueros salen hacia Irán y Turquía
Dos nuevos cargueros con unas 63.000 toneladas de grano y trigo han salido este viernes de varios puertos ucranianos. Los buques, un 'Sormovski' con 3.000 toneladas de trigo y un 'Star Laura' con 60.000 toneladas de grano, se dirigen a la ciudad turca de Tekirgad, en el noroeste del país, y a Irán, respectivamente.
Por el momento son casi una quincena los barcos que han abandonado Ucrania en el marco del acuerdo alcanzado en la ciudad turca de Estambul. El primero de ellos en llegar a su destino en Izmit llevaba a bordo 12.000 toneladas de grano, según informaciones de la cadena de televisión turca TRT.
La operación supone una medida a gran escala que implica la reanudación a corto plazo de las exportaciones de al menos cinco millones de toneladas de cereales, cuyos preparativos podrían durar un mes. Ucrania, además, se enfrenta a la tarea de despejar las minas en el recorrido de los barcos, siempre y cuando encuentre suficientes buques para cubrir los retrasos. El éxito del plan también depende de las garantías de seguridad de Moscú y de que cumpla con su parte del trato en pleno conflicto armado.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda