Bruselas envía otros 12.000 M€

27 de junio de 2022

La Comisión Europea ha aprobado el segundo desembolso correspondiente al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, de 12.000 millones de euros. En este punto, la Comisión ha evaluado la indexación de las pensiones al índice de precios al consumo (IPC), así como los incentivos para alinear la edad efectiva de jubilación con la edad ordinaria. En ambos casos, considera que España ha realizado los avances previstos. No obstante, desde Bruselas reconocen que los cálculos del Gobierno sobre el ahorro fiscal que pueden suponer los incentivos a retrasar la jubilación son demasiado optimistas. 

Compartir en:

El Ejecutivo estima que ligar las pensiones al IPC supone un gasto adicional de 2,7% del producto interior bruto (PIB) en 2050. En el lado contrario, calcula que retrasar las jubilaciones podría suponer un ahorro de entre 1,6% y 1,1%, y es en este caso en el que la Comisión considera que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, peca de optimista. Hasta ahora, ha logrado el visto bueno en el análisis preliminar que la Comisión ha publicado este lunes. A continuación, deberá ser el Comité Económico y Financiero el que deberá dar una respuesta a España en un plazo de cuatro semanas sobre la decisión final del desembolso.    Desde el Ministerio de Escrivá, apuntan que la Comisión "únicamente recuerda que quedan hitos por cumplir (que se están abordando) y plantea algunas cuestiones técnicas sobre el impacto futuro de algunas medidas, con discrepancias poco significativas". En cualquier caso, Bruselas seguirá pendiente de las reformas que quedan pendientes y volverá a evaluar la reforma de las pensiones a final de año. Entonces, si las autoridades comunitarias consideran que no se cumple con lo pactado, el reglamento abre la puerta a que los pagos se hagan de forma parcial si algún hito u objetivo no se da por cumplido. Durante la presentación de las previsiones económicas de primavera, la Comisión Europea ya puso la lupa sobre las pensiones y advirtió que ligarlas al IPC en un contexto como el actual tendrá consecuencias para el gasto público.

 

En la evaluación preliminar de este lunes, Bruselas detalla que aunque el Gobierno considera que el mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) causará un impacto neutro junto a la indexación de las pensiones, la Comisión no opina lo mismo. En este sentido, Bruselas considera que se producirá un incremento del gasto público que debería compensarse con el resto de medidas de la reforma de las pensiones. La institución europea apunta que para garantizar la "sostenibilidad" de todo el sistema se debe abordar el riesgo de que se produzca un desacople entre ingresos y gastos del sistema. Esto garantizaría el cumplimiento de los hitos 409 y 410, referentes al MEI y a la sostenibilidad del sistema en el largo plazo.

"Creemos que España ha hecho el suficiente progreso en la implementación del plan nacional de recuperación para recibir el segundo pago de los fondos Next Generation", ha expresado la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen. Bruselas ha reconocido las reformas llevadas a cabo por el Gobierno en el ámbito laboral, en materia de 5G y en transición ecológica. En concreto, para este desembolso, que Moncloa solicitó el pasado 30 de abril, se han evaluado 40 hitos y objetivos, entre los que se incluyen los mencionados anteriormente y relativos a las pensiones, pero también el mecanismo RED.

 

Los 12.000 millones de euros ligados a estas reformas se suman a los anteriores pagos recibidos por España. En julio del pasado año y tras recibir la aprobación del Plan de Recuperación, Bruselas desembolso un avance de 9.000 millones de euros. Meses más tarde, a finales de 2021, España se convirtió en el primer país en recibir el primer pago de los fondos Next Generation, por importe de 10.000 millones. Tras este segundo tramo, la Comisión habrá transferido 31.000 millones de euros a nuestro país para realizar proyectos e inversiones que permitan recuperar y transformar la economía. Esta aprobación llega unos días antes de que España conozca cuál será la asignación definitiva de los fondos Next Generation. Tal como publicó este periódico, la Comisión Europea tendrá en cuenta la evolución del PIB entre 2020 y 2021 para compensar a las economías que han tenido un peor comportamiento del esperado, entre las que se encuentra España. Según ha podido saber este periódico, entre el miércoles y el jueves, Bruselas notificará cuál es la cuantía final de la que dispone el Gobierno para ampliar el Plan de Recuperación.

Una vez se conozca la aportación definitiva, el equipo económico del Gobierno, liderado por la vicepresidenta Nadia Calviño, presentará una adenda al Plan de Recuperación en el que se incluirá la estrategia del Ejecutivo con la segunda parte de los fondos Next Generation, correspondiente a los créditos. Sobre la presentación de la adenda de actualización del Plan, Calviño explicó que se efectuará en el segundo semestre de este año y aseguró que España solicitará la movilización de "todas las transferencias y todos los créditos asignados".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda