De Guindos: el conflicto generara más inflación y menos crecimiento

02 de marzo de 2022

El vicepresidente del BCE, de Guindos, ha reconocido que la invasión rusia de Ucrania no supone una amenaza para la estabilidad financiera de la zona euro pero sí va a tener como consecuencia más inflación y menor crecimiento por el fuerte incremento de los precios de la energía. Así lo ha señalado durante su intervención en el 'V Congreso Nacional de Estudiantes de Economía y Empresa', organizado por el Consejo de Estudiantes de la Universidad Carlos III.

Compartir en:

“Veremos su impacto en una mayor inflación y menor crecimiento económico en las próximas semanas”, ha avanzado Guindos sobre el impacto de la guerra en Ucrania sobre la zona euro, si bien ha puntualizado que no cree que vaya a ser desencadenante para una recesión. El conflicto llega en un momento en que la actividad económica se estaba acelerando tras la pandemia mientras que la inflación se intensifica. El vicepresidente del BCE ha reconocido de hecho la “sorpresa negativa” que arroja el dato de IPC en la zona euro de febrero, del 5,8%, y que no recoge aún el efecto de la subida del precio del gas y el petróleo a causa de Ucrania.

El BCE incluirá de hecho en las previsiones económicas que anuncie en su reunión del próximo 10 de marzo los últimos acontecimientos en Ucrania y su impacto en el crecimiento y la inflación. El estallido del conflicto llega cuando la institución se había planteado acelerar la retirada de estímulos monetarios y había abierto incluso la puerta a un alza de tipos este año, una posibilidad que ahora se aleja al año próximo.
De Guindos sí ha señalado que la situación no afecta a la estabilidad financiera de la zona euro. "Los mercados financieros no han registrado una tensión extrema de liquidez. Sí ha habido una búsqueda lógica de activos refugio, pero nada comparable a lo sucedido en marzo de 2020", ha explicado. La razón está en que "la economía rusa no es grande, es similar en términos de PIB a España", aunque haya que tener en consideración otros rasgos como supodería energético o militar, ha apuntado. Además, la exposición del sistema financiero europeo a Rusia es muy limitado, de apenas el 0,3% del total de la exposición bancaria y no bancaria, según ha señalado Guindos.

Otra cuestión es el impacto energético, que se reflejará en un alza de la inflación dada la fuerte dependencia europea de las exportaciones de gas y petróleo ruso. "La clave es cómo se trasladará a los precios de la energía y la inflación y eso lleva a reducir la renta de las familias y puede derivar en un menor crecimiento de las economías mundiales y europeas", ha afirmado Guindos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda