CRISIS DEL TRANSPORTE

Todos, industrias y transportistas, piden el adelanto de las medidas

20 de marzo de 2022

Las distintas industrias afectadas por el colapso de carreteras y nodos logísticos, ante las protestas de miles de transportistas, es unánime y se dirige al Gobierno: se urge que garantice la libre circulación de las mercancías, la seguridad de los transportistas que no secundan la movilización y una bajada en el precio de los combustibles para poner fin al conflicto. Y todo el sector del transporte está ya en la misma posición de exigencia.

Compartir en:

El Ejecutivo parece haber entendido la emergencia de la situación y será la vicepresidenta Calviño, quien lidere un encuentro con agentes del sector del transporte este lunes. La cita está fijada a las diez de la mañana y en el lado del Ejecutivo también se sentarán la ministra de Hacienda, Montero y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. La Moncloa pone toda la carne en el asador.

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, de la que forman parte Anfac, AOP, Aspapel, Feique, FIAB, Oficemen y Unesid, habló el vienes de situación crítica y reiteró que se está produciendo “paradas de fábricas en todos los sectores”.
La industria reclama al Ejecutivo que anticipe las medidas que tenga previstas presentar el día 29 con el plan de choque contra el efecto del conflicto de Ucrania, “como han hecho otros países”. Un argumento que también hace suyo el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que urge la agilización de la aplicación de principios de la Ley de la Cadena Alimentaria para garantizar que los transportistas no trabajen por debajo de costes.


El Ministerio de Transportes español ha seguido eludiendo el contacto con la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera, colectivo que está detrás de la dura protesta y que promete movilizaciones en todas las ciudades del país para este sábado. El departamento solo mantiene comunicación con el CNTC, que aglutina a las distintas asociaciones y desde donde se reclama un nuevo encuentro “de inmediato” y al más alto nivel. Para la gran patronal, la escalada del gasoil ha mitigado las concesiones realizadas por el Gobierno en el Real Decreto Ley 3/2022, por el que se permite trasladar las variaciones en el precio del gasoil a los contratos de transporte o se prohibe la participación del conductor en operaciones de carga y descarga.La CNTC estaba siendo hasta ahora soporte del Ministerio de Transportes ante el sector, pero la norma fue convalidada ayer en el Congreso y ya parece quedarse corta, viéndose imprescindibles otras medidas de choque. "Reiteramos la imperiosa necesidad de adoptar medidas urgentes para reducir, como sea, el actual estado de precios del combustible, sin que sea posible esperar al día 29 de marzo, como reiteradamente ha insistido el Gobierno. Medidas que ya han adoptado los países de nuestro entorno", se puede leer en un comunicado emitido por la CNTC.


CCOO ha pedido a la ministra de Transportes, una mesa de diálogo social con los empresarios y sindicatos para buscar una solución a la "dantesca" situación del sector del transporte de mercancías por carretera. "No puede seguir reuniéndose exclusivamente con el Comité Nacional del Transporte por Carretera y pretender dar soluciones al sector únicamente con la opinión de las grandes empresas del transporte".

Asimismo, ha advertido de que todo "ha reventado" con el precio del combustible como la "gota que ha colmado el vaso" de un sector que ya tuvo un paro en diciembre, convocado entonces por las grandes empresas, y que tiene ahora otro, convocado por una "horda de autónomos y pequeños empresarios". En este sentido, ha recordado que también hubo en diciembre una huelga convocada por los sindicatos a los empresarios murcianos por el convenio colectivo y ha señalado que seguirán "convocando cada vez que se estanque la negociación colectiva".

"Toda la cadena de suministro está herida de muerte, si los grandes transportistas, los pequeños y los asalariados están convocando ceses de actividad y huelgas porque no son viables los negocios y no merece la pena trabajar de conductor, ¿no cree que ha llegado el momento de sentarse en una mesa, analizar los problemas y encontrar soluciones entre todos los agentes que intervienen en el sector?"..

"Ha tocado fondo porque este toro ha pasado de ser un problema económico sectorial a un problema económico general, político y de orden público. Este toro está sirviendo de coartada a los buitres ultraliberales para pedir que les bajen los impuestos y por el odio de la extrema derecha para lanzar patrullas y comandos violentos a las carreteras", ha avisado, para llamar a "tener memoria histórica de cómo las crisis no resueltas alimentan a la bestia".
Por último, ha mostrado su solidaridad con los trabajadores asalariados que sufren "agresiones estos días por cumplir con su labor de servicio público para abastecer a la población" y ha reclamado para ellos un reconocimiento basado en "medidas reales y efectivas.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda