Reynders "no es tarea suya" zanjar la crisis judicial

29 de septiembre de 2022

El comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, ha asegurado este jueves que organizar una reunión a tres con el Gobierno y el PP no es tarea suya sino una "cuestión interna de España". Lo hace tras su llegada a Madrid para "ayudar a que se cumplan las recomendaciones de Bruselas a España sobre el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)" que permitan renovar y reformar este órgano.

Compartir en:

Reynders ha iniciado una ronda de contactos para analizar la situación del CGPJ y asegurado que "no ha venido a pedir nada a las fuerzas políticas" sino a hacer cumplir estas recomendaciones. "Esa es una discusión entre las fuerzas políticas", ha declarado Reynders a su salida de la sede de la Comisión Europea en España tras ser preguntado sobre la posibilidad de que durante su visita se vea a la vez con el ministro de la Presidencia, Bolaños, y el vicesecretario de Institucional del PP,González Pons.
"No estoy pidiendo eso, solo estoy intentando ver a todas las fuerzas políticas, pero al final es una cuestión interna de España organizar el proceso. No es mi tarea organizar el proceso, es del Gobierno y de los partidos políticos", ha recalcado. En su visita, que se prolongará hasta el viernes, tratará "de ver con las diferentes fuerzas políticas cómo es posible implementar las recomendaciones" que emitió la Comisión Europea en su último informe de julio, sobre todo las referidas al CGPJ.

González Pons, quien también se ha reunido con Reynders, ha asegurado que si el comisario europeo les llama "esta tarde o esta noche" para mantener una reunión a tres entre la Comisión Europea, el Gobierno y el PP, su formación está dispuesta a acudir "inmediatamente a su llamada". Por su parte, Bolaños afirmó el miércoles en el Congreso de los Diputados que la resolución de la crisis del Poder Judicial no depende del comisario europeo, sino del PP, a quienes acusó de bloquear el pacto con "excusas".

Sin fecha límite para renovar el CGPJ
Interrogado sobre si hay una fecha límite para que España cumpla, ha contestado que no, pero que Bruselas ya plasmó en su informe que era un "tema prioritario", por lo que ha confiado en que "rápidamente" se pueda lograr la renovación del CGPJ -que lleva casi cuatro años caducado- "y después empezar la reforma" sobre el sistema de elección de sus vocales, tal y como reclaman el PP y las asociaciones judiciales. En este punto, ha vuelto a hacer hincapié en que "es una cuestión institucional de España", por lo que la "responsabilidad" de lograrlo recae sobre las fuerzas políticas nacionales.

Por su parte, ha explicado que durante sus contactos ha intentado poner de relieve "cuáles son los riesgos para el funcionamiento de la judicatura" a causa de la parálisis actual. "He hablado con asociaciones judiciales y he visto que ya hay repercusiones en el funcionamiento de la vida diaria de los jueces y, por supuesto, en el Tribunal Supremo, porque cada vez hay menos miembros y se toman menos decisiones", ha indicado. El político belga ha confesado que cada vez está "más y más preocupado" por las repercusiones de la situación del Supremo, donde cada vez hay más vacantes por cubrir, lo que aboca al alto tribunal al colapso.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda