Lagarde: en el banco nos hemos tomado muy en serio la subida de precios

11 de enero de 2022

La presidenta del Banco Central Europeo, Lagarde, ha asegurado que la institución se toma "muy en serio" la subida de los precios en la Unión Europea como consecuencia del impacto económico de la pandemia. Y ha declarado de forma solemne en la toma de posesión del nuevo presidente del Bundesbank, Nagel, que el compromiso del BCE con la estabilidad de precios “es inquebrantable”.

Compartir en:

El alza imparable de los precios es la principal preocupación de los inversores y causa gran inquietud en el conjunto de los ciudadanos. Los bancos centrales también están acelerando su retirada de estímulos ante la subida de la inflación, con la Fed a la cabeza, sobre la que el mercado especula ya con hasta cuatro alzas de tipos durante este año."Entendemos que la subida de los precios es una preocupación para mucha gente y nos tomamos esa preocupación muy en serio", declaró Lagarde en el acto de posesión del nuevo presidente del Bundesbank, Nagel, y también ante su predecesor Weidmann. El banco central alemán, el de más peso en el capital del BCE, ha sido siempre uno de los más críticos y vigilantes respecto a las baterías de estímulos del BCE y defiende con firmeza la estabilidad de precios como mandato supremo de la institución monetaria.

En declaraciones cargadas de intención para ese acto institucional, Lagarde ha afirmado que “la gente puede confiar en que nuestro compromiso con la estabilidad de precios es inquebrantable, lo cual es fundamental para el firme anclaje de las expectativas de inflación y para la confianza en la moneda". La presidenta del BCE aseguró que "todo el Consejo de Gobierno está unido en la búsqueda de este objetivo. Al mismo tiempo, una de las fortalezas clave del Eurosistema es la forma en que reúne diferentes perspectivas para formar un consenso". "Nuestra rica calidad de debate y diversidad de puntos de vista asegura que nuestras decisiones sean sólidas", defendió Lagarde.
Se refirió a que el BCE tiene un objetivo de inflación del 2% que es "simple y simétrica", y agregó: "tenemos unas reglas sobre cómo reaccionar cuando la inflación se desvía de nuestro objetivo en ambas direcciones. Y tenemos claridad sobre las herramientas en nuestra caja de herramientas de política monetaria y cómo y cuándo usarlas".

Las palabras de Lagarde se anticiparon al discurso de toma de posesión del nuevo presidente del Bundesbank, centrado en destacar los riesgos del alza de precios y dando total continuidad así a la postura de su predecesor Jens Weidmann y a la tradición de ortodoxia monetaria del banco central germano. Nagel advirtió que las perspectivas de inflación son “excepcionalmente inciertas”. Apuntó además que el riesgo de una inflación elevada podría prolongarse por más tiempo de lo esperado e insistió en que la política monetaria debe estar “en guardia” ante las alzas de precios. “Es cierto que la elevada inflación puede atribuirse a efectos especiales que expiran de forma automática, pero no por completo. Veo el riesgo de que la inflación pueda permanecer elevada por más tiempo del previsto”, ha asegurado. Y ha recordado el temor de Alemania a una espiral de precios. “La población de Alemania espera que el Bundesbank sea un defensor de la cultura de la estabilidad. Puedo asegurarlo: lo seguiremos siendo”, ha añadido Nagel.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda