Moncloa cada hogar ahorrara 8 euros al mes en rebajas fiscales

03 de enero de 2022

Las rebajas fiscales en la factura de la luz prorrogadas por el Gobierno durante el primer cuatrimestre del año tendrán un impacto en la recaudación de 1.967 millones de euros. De estos, 1.050 millones dejarán de abonarse por parte de las eléctricas y el resto, por parte de los hogares.

Compartir en:

Según los cálculos de Moncloa, los españoles dejarán de pagar 8,6 euros al mes por la rebaja del IVA y del Impuesto Especial sobre la Electricidad. En todo el periodo, el coste tributario del que se benefician los hogares alcanza los 926 millones de euros.

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en España hay 26,7 millones de clientes del mercado eléctrico, entre la tarifa regulada y el mercado libre. Estos se beneficiarán de la prórroga del IVA reducido al 10% y también de del tipo mínimo del 0,5% del Impuesto Especial sobre la Electricidad, dos de las medidas aprobadas por el Ejecutivo para hacer frente a la escalada de precios de la energía y aliviar el impacto de los hogares. Así, si se divide el perjuicio de estas medidas en las arcas públicas por los cuatro meses que estarán en vigor, la Agencia Tributaria dejará de recaudar 231,5 millones de euros, que divididos entre el total de clientes da un total de 8,6 euros al mes.

No obstante, la mayor reducción viene por parte de las empresas eléctricas. El Gobierno calcula que de toda esta cantidad que dejará de recaudarse, 1.050 millones de euros dejarán de ingresarse por la suspensión otros tres meses del Impuesto sobre el valor de la producción de la energía, un impuesto del 7% que hasta su suspensión venían pagando estas compañías.
El Gobierno ha revelado estas cifras en la memoria de impacto económico que acompaña al decreto ley que prorroga las rebajas fiscales en la electricidad y que fue publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 22 de diciembre. En el documento, el Ejecutivo toma como referencia precios similares a los observados durante la aplicación de estas medidas. En el caso de la estimación del Impuesto sobre el valor de energía eléctrica está realizada a partir de fuentes externas al no disponerse información directa sobre la base imponible.

Estas medidas estarán en vigor hasta el 30 de abril de 2022 y se concretan en la reducción al 10% del Impuesto sobre el Valor añadido (IVA) en la factura eléctrica de los consumidores con hasta 10 kW de potencia contratada, siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista del mes anterior sea superior a 45 €/MWh. El Impuesto Especial sobre la Electricidad (IEE) seguirá hasta el 30 de abril en el 0,5%, el mínimo autorizado por la normativa europea, mientras que el Impuesto que grava con un 7% el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica (IVPEE) permanecerá suspendido hasta el 31 de marzo.

Hasta noviembre estas medidas ya perjudicaron a la recaudación pública. Según la Agencia Española de Administración Tributaria (AEAT) las medidas puestas en marcha para rebajar la factura eléctrica costaron 1.336 millones de euros. De estos, también la mayor parte vino por la suspensión temporal del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica correspondiente al tercer trimestre, que provocó que se dejaran de ingresar 760 millones hasta el penúltimo mes del año. Por su parte, la reducción del tipo en el impuesto sobre la Electricidad costó 132 millones a Hacienda, y la rebaja del IVA redujo los ingresos en 110 millones de euros, hasta noviembre.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda