CNMV y BdE enfrentados por las cripto

21 de junio de 2022

La Comisión Nacional del Mercado de Valores no cree que el mercado de las criptomonedas, que actualmente se halla inmerso en una tendencia bajista que ha llevado al bitcoin a corregir más de un 70% desde su máximo histórico, presente riesgos sistémicos. En este sentido, el presidente de la CNMV, Buenaventura, ha discrepado de otros organismos, como el mismo Banco de España, que han alertado de las ramificaciones de este segmento en los mercados financieros globales.

Compartir en:

Ha descartado la consideración de otros observadores que creen probable una crisis sistémica ocasionada por estos activos, similar a la gran crisis financiera de las subprime. "Las criptomonedas actuales no contienen promesas de pago ni ofrecen derechos patrimoniales. La desaparición de una o varias monedas será sin duda dolorosa para quienes las compraron, pero dudo mucho de que produjese nada parecido a una crisis financiera internacional", ha afirmado al respecto. Y la clave es que, según ha dicho, a diferencia de otras burbujas, estos “activos” no parecen formar una parte sustancial de las carteras institucionales ni del activo de los fondos de inversión, las entidades financieras o de seguros. Es decir, "su perfil generador de riesgo sistémico es inferior al de muchos otros activos financieros actuales, dado un mismo valor agregado global".

Califica el fenómeno de las criptos como una "moda inversora" que "no tiene mucho que ver con el papel futuro de las criptomonedas como dinero privado, sino principalmente con una expectativa de obtener ganancias rápidas. Y lamentablemente muchos de esos “activos” de moda no son activos; no contienen derechos ni están respaldadas por otros activos ni ofrecen contractualmente rendimientos futuros". "Lo hemos visto muchas veces en la historia de las espirales y las burbujas financieras, y sabemos más o menos cómo acaba: la minoría que entró en fases tempranas y sale a tiempo gana mucho dinero y la mayoría que entra tarde, pierde casi todo".

 

En todo caso, pide el presidente de la CNMV relativizar la dimensión del fenómeno, ya que estamos hablando de una valoración conjunta próxima a 1 billón de dólares a escala mundial después de las caídas de mayo y junio. "Eso parece mucho dinero, pero en realidad no es tanto. No llega a un 1% de la capitalización total que tenían las bolsas mundiales a cierre de 2021. A escala española, el organismo refleja que las estimaciones apuntan a que cerca de un 7% de españoles han comprado alguna vez una criptomoneda, pero que el saldo invertido no supera el 5% de los patrimonios financieros en la mayoría de aquellos que han invertido hasta ahora". Por lo tanto, "un colapso absoluto de este mercado, para los inversores sería muy parecido a una mala jornada en la bolsa mundial".

Eso sí, hace Buenaventura un llamamiento a los supervisores a quienes insta a "estar muy atentos". "El hecho de que hoy el fenómeno no sea sistémicamente preocupante, no significa que no lo pueda ser en unos pocos meses o años", afirma. "Este mundo avanza muy rápido y las interconexiones pueden desarrollarse con mucha celeridad. Habrá que y los supervisores necesitamos más información y mejores datos para seguirlo". Además, indica que "su reducida dimensión sistémica no significa que no sea preocupante desde la perspectiva de la protección del inversor minorista".

Defiende la tecnologia blockchaim

El presidente de la CNMV, en cambio, solo tiene palabras de elogio para la tecnología que subyace en el mercado de las criptomonedas. Cabe recordar que los tokens, en esencia, no son más que la recompensa de la cadena de bloques o blockchain a quienes contribuyen a mantener esta red distribuida. Cree Buenaventura que "es una de las innovaciones más estimulantes en los mercados financieros en las últimas décadas". "Permite re-pensar y optimizar muchos de los procesos que hasta ahora se realizan con costosas infraestructuras centralizadas". Por ejemplo, cita, "comprimir en un solo acto legal y operativo la contratación, la compensación y la liquidación de instrumentos financieros".

Prosigue describiendo que "también permitirá descentralizar las finanzas, conectando directamente en mayor medida, sin intermediarios, a inversores y empresarios. Estas tecnologías permiten pensar también en ampliar las fronteras de los mercados de valores a otros ámbitos geográficos y sugieren nuevas formas más eficientes de realizar pagos internacionales, lo cual puede a su vez ampliar la base inversora de los mercados de valores, dotándola de mayor liquidez y profundidad".

Y, más allá de los mercados financieros, incide, esta tecnología tendrá impacto "en cuestiones mucho más amplias, como la inclusión financiera de colectivos vulnerables y el mejor acceso a capitales ajenos de nuestras empresas y creará productos y mercados que ahora aún no imaginamos".

"La digitalización aplicada a las finanzas es un soplo de aire fresco en un sector en el que no se inventaba nada radicalmente nuevo desde el desarrollo de los mercados de derivados en los años 80 del pasado siglo", elabora. "Para un supervisor de valores, como la CNMV, la descentralización y la desintermediación de los flujos financieros no sólo no son una amenaza, sino que son una oportunidad para mejorar la función social del sistema financiero y merecen ser exploradas, como estamos haciendo a través del Sandbox español, que es uno de los referentes en Europa".

Balance publicitario

Por último, el regulador ha revisado 411 campañas publicitarias sobre criptoactivos desde la entrada en vigor en febrero de la circular por la que se regulan las campañas masivas de publicidad de estos activos como producto de inversión. Buenaventura ha valorado de forma positiva la puesta en marcha de esta circular para regular la publicidad de los criptoactivos como objeto de inversión, que entró en vigor en febrero de este año.

"Hemos analizado en profundidad 58 casos, de los que 40 se han iniciado a petición de las propias entidades ante el lanzamiento de campañas publicitarias masivas. Ello ha supuesto la revisión de más de 411 piezas publicitarias, así como la recepción de 26 consultas con dudas acerca de la correcta aplicación de la circular", ha anunciado Buenaventura.

Asimismo, ha comentado que las entidades que anuncian criptoactivos están mostrando "voluntad" de cumplimiento con la norma, si bien al ser ésta novedosa supone "cierta fricción y hasta sorpresa para algunos". Los datos de los que dispone el supervisor apuntan a que los mensajes de advertencia y las descripciones de riesgos son "entendibles, visibles y cumplen su función".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda