RIBERA SE AOUNTA AL CARRO

Scholz aboga por un gaseoducto desde Portugal y España

11 de agosto de 2022

El canciller de Alemania, Olaf Scholz, ha anunciado que impulsará la construcción un gasoducto que aumente el suministro desde Portugal a España hasta la zona central de Europa, en un momento en el que el continente busca nuevas fuentes de energía con las que contrarrestar la dependencia de Rusia.

Compartir en:

Scholz ha explicado que, si se hubiesen reforzado antes las conexiones con la península Ibérica, habría sido "una contribución masiva para aliviar y aligerar la situación" del suministro de gas, que Alemania ha recibido básicamente desde Rusia en estos últimos años. Por ello, el dirigente alemán ha defendido "firmemente" en rueda de prensa abordar un proyecto que tratará con otros líderes de España, Portugal y Francia y que también prevé exponer ante la presidenta de la Comisión Europea, Von der Leyen.

El proyecto, MidCat, lleva años paralizado por sus elevados costes y el bajo precio del suministro ruso. Restan por construir 226 kilómetros de tuberías desde la localidad catalana de Hostalric hasta la francesa Barbaira y España pide que la UE sufrague los gastos. Actualmente, sólo dos gasoductos pasan desde suelo español al otro lado de los Pirineos y suman una capacidad de apenas 8.000 millones de metros cúbicos anuales, cuando el 'Nord Stream 2', el fallido proyecto planteado para exportar gas de Rusia a Alemania, puede llevar unos 55.000 millones de metros cúbicos.

Por otra parte, Scholz ha anunciado que Alemania seguirá aumentando su ayuda a Ucrania. Así, ha anticipado el envío de más armas "en un futuro próximo", en la medida en que considera que continúan siendo necesarias "decisiones de gran alcance para apoyar a Ucrania en su lucha por la independencia". "Apoyamos económicamente a Ucrania y nos hemos preparado para el hecho de que lo relacionado con esta guerra afecte a todo el mundo, pero por supuesto también a Europa y a nuestro país", ha indicado.

El tripartito de Scholz entre socialdemócratas, verdes y liberales, en el poder desde diciembre del año pasado, ha quedado obligado a reducir a toda prisa una dependencia energética heredada de sus antecesores -tanto el socialdemócrata Gerhard Schröder como la conservadora Angela Merkel-. "Todo gobierno, toda empresa, debe tener en cuenta que las situaciones pueden cambiar y prepararse para si ello ocurre", afirmó, al explicar que su coalición se vio "sorprendida" por la falta de alternativas a una reducción de los suministros rusos. Este reconocimiento tenía algo de "mea culpa", ya que fue vicecanciller y titular de Finanzas en el último gobierno de Merkel.

Los suministros bajan, los depósitos se llenan

Pese a la caída de los suministros del Nord Stream, los depósitos de gas de Alemania han alcanzado alrededor del 75 % de su capacidad, según los datos de la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur).El Gobierno de Scholz se había marcado como objetivo que los depósitos se situaran en el 75 % de su capacidad el 1 de septiembre, para subir al 85 % al 1 de octubre y del 95 % el 1 de noviembre.
Esta evolución, sin embargo, depende de que se mantengan los envíos que recibe a través del gasoducto Nord Stream. El gigante ruso Gazprom cortó temporalmente los suministros a mediados de julio, con el argumento de que debían realizarse tareas de mantenimiento. Cuando se restableció el servicio, el volumen había bajado al 20 % de sus capacidades, frente al 40 % que recibía anteriormente.

Alemania ha logrado mantener el ritmo de almacenamiento debido, en parte, a que se usan para el consumo eléctrico las reservas de una planta de carbón que ha sido reactivada. Además se ha empezado a ahorrar consumo en edificios públicos, iluminación de monumentos, piscinas y otras instalaciones, según el criterio de cada "Land" -estado federado-.

Ribera celebra la propuesta alemana

La vicepresidenta Ribera, ha valorado de forma positiva la propuesta del canciller de Alemania, Scholz, de impulsar la construcción de un gasoducto que aumente el suministro desde Portugal y España hasta la zona central de Europa, con el objetivo de contrarrestar la dependencia de Rusia.

"Valoramos positivamente el mensaje del canciller", ha remarcado Ribera, quien ha considerado como "capital" que las interconexiones no queden como un asunto bilateral y ha apuntado que una mayor implicación de la Comisión y el Consejo europeos ayudarán a agilizar las inversiones y a cumplir con los objetivos de interconexión a 2020 (10%) y 2030 (15%).


Ribera ha enfatizado que la integración de las políticas energéticas europeas tiene "grandes ventajas para todos y requiere una mayor y mejor coordinación de las infraestructuras". "España ha mostrado siempre su disponibilidad y reivindicado una mayor interconexión", ha apostillado la ministra, que a su vez ha apuntado que esta crisis "muestra las ventajas de una mayor integración Europea".

El precio de la gasolina cae otro 2% en siete días

La gasolina y el gasóleo han vuelto a caer de precio durante la última semana, y ya son siete consecutivas. En esta ocasión, se anota un descenso de más de un 2% en la última semana, hasta registrar precios medios de 1,86 y 1,854 euros el litro, respectivamente, sin tener en cuenta el descuento obligatorio de 20 céntimos fijado por el Gobierno.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea, que recoge el precio medio registrado en más de 11.400 estaciones de servicio entre el 2 y el 8 de agosto, el precio de ambos carburantes vuelve a situarse por debajo de la barrera de los 2 euros el litro incluso sin la bonificación pública, que rebaja el coste de la gasolina a 1,66 y el del diésel a 1,654 euros el litro, sin tener en cuenta otros descuentos que ofrecen las petroleras. Con estos valores, el coste de la gasolina ha descendido cerca de un 2,5% en los últimos días, mientras que el gasóleo es un 2,3% más barato.

No obstante, siguen rondando máximos históricos para un mes de agosto, sólo por detrás de los valores de la semana anterior, cuando el litro de gasolina -sin descuento añadido- se pagó de media a 1,902 euros, y el de gasóleo, a 1,893 euros. Desde que está en vigor la bonificación, la gasolina ha marcado en estos últimos siete días su precio más bajo desde mediados de mayo, cuando costaba 1,897 euros el litro , mientras que el gasóleo no estaba tan barato desde los 1,852 euros que marcó la última semana del mismo mes.

Los registros conocidos esta mañana se encuentran, además, lejos de los respectivos récords alcanzados el pasado junio, cuando la gasolina se situó en 2,141 euros el litro, y el gasóleo en 2,10 euros, sin aplicar el descuento. De acuerdo con los últimos datos, la gasolina ha sumado su séptima semana consecutiva a la baja, y el gasóleo, la sexta, a pesar de la operación salida.
Ambos carburantes también se sitúan por debajo de los precios registrados a finales de marzo, cuando superaron los 1,8 euros, lo que llevó al Gobierno a establecer la bonificación de 20 céntimos el litro para todos los consumidores, que estará vigente durante todo el año. Sin embargo, la escalada experimentada por estos combustibles desde comienzos de año -agravada por la invasión rusa de Ucrania y la crisis energética- ha provocado que el precio de la gasolina haya aumentado más de un 12% desde la primera semana de enero, frente al casi 23% que se ha encarecido el gasóleo.

Con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros tanto con gasolina como con gasóleo cuesta en torno a los 91 euros, lo que supone pagar unos 10 euros más que a principios de 2022 si se utiliza el primer carburante, y 17 euros más si se elige el segundo. A tenor del Boletín Petrolero, los precios en España, con descuento incluido, se han encontrado en la última semana por debajo de los 1,848 euros que ha costado en la eurozona, de media, el litro de gasolina, y los 1,864 euros del gasóleo. También han estado por detrás de la media de los 27 países de la Unión Europea, donde la gasolina se ha pagado a 1,799 euros el litro, y el gasóleo, a 1,83 euros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda