LO DE LA GASOLINA ES UN LIO: Montero: queremos que sea una bonificación sea eficaz

29 de marzo de 2022

Poco antes del Consejo de Ministros, ha sido entrevistada por Telécinco y ante las cámaras ha destacado que el Gobierno ha querido que esta bonificación al combustible sea «claramente eficaz», de forma que cuando cualquier ciudadano llegue a la gasolinera a repostar ya se le aplicará a partir del viernes esa rebaja de 20 céntimos el litro.

Compartir en:

«Eso obliga a que tengamos que hacerlo de una manera genérica porque el gasolinero no le puede pedir a nadie la declaración de la renta ni tampoco decidir si alguien tiene un umbral suficiente para recibir esa ayuda», ha subrayado Montero, rechazando así de nuevo la posibilidad de que esta bonificación vaya a aplicarse en función de los tramos de renta.
La ministra confía en que esta rebaja en el precio del combustible, que se aplicará hasta el 30 de junio, contribuya al bienestar de las familias y a que las empresas puedan «sortear» las dificultades derivadas de los costes de los carburantes.
Montero ha destacado además que, aunque la rebaja pactada con los transportistas también era de 20 céntimos, las ofertas que han hecho las operadoras para este sector son mucho más importantes que las que tiene la población general.
También ha recordado que el Gobierno no sólo ha acordado con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) una minoración del precio del combustible, sino un conjunto de medidas que incluyen ayudas por valor de 450 millones de euros y la devolución mensual del Impuesto sobre Hidrocarburos, entre otras. «Son medidas que han sido bastante aplaudidas por el sector, que en este momento necesita más apoyo que nunca», ha apuntado.

«Holgura» en las cuentas públicas por un mejor déficit

Montero ha explicado además que el dinero que costará el Plan de Respuesta a la Guerra que aprobará hoy el Consejo de Ministros, en total 16.000 millones, se va a financiar, por una parte, con el «colchón» y la «cierta holgura» que proporciona el hecho de que el déficit de 2021 haya sido mejor de lo previsto por el Gobierno y por los organismos internacionales. Los datos concretos se conocerán este jueves.
Por otro, el coste del Plan se cubrirá con una «repriorización de todas las políticas» para atender lo más urgente, es decir, la subida de los precios energéticos, según ha indicado la ministra, que ha recordado que el decreto-ley de respuesta a la guerra incluirá la prórroga hasta el 30 de junio de la suspensión de los impuestos eléctricos.
Preguntada por si el Gobierno podría plantearse una extensión del plan de respuesta a la guerra en el caso de que, finalizada su vigencia, prosiguiera la escalada de los precios energéticos, la ministra ha expresado su confianza en que todas las medidas, sobre todo las regulatorias, permitan una bajada efectiva del precio de la energía.
«No sólo estamos trabajando en lo urgente, sino que también estamos haciendo un nuevo marco regulatorio poniendo un precio de referencia para el gas, que es el que ha contaminado el alza todo el ‘pool’ eléctrico, y un nuevo modelo de retribución para el conjunto de la energía, que se tiene que traducir en un menor precio para el consumidor final. Hay que confiar en que estas medidas adopten todo el sentido y que la unidad que estamos teniendo desde Europa nos permita la bajada real del gas y del pool eléctrico», ha indicado.

En cuanto a la rebaja de impuestos que se pide desde el PP, la ministra ha hecho hincapié en que el plan rebaja los impuestos a la electricidad al prorrogar hasta el 30 de junio la suspensión de los impuestos eléctricos. «Yo creo que el señor Feijóo no debe haberse enterado bien», ha afirmado la ministra.
Montero «espera y desea» que todas las formaciones políticas apoyen este plan nacional de respuesta a la guerra porque es «imprescindible» para los ciudadanos y las empresas. «Si el PP, después de una pandemia, no lo apoya, ¿a qué espera para ser patriota y para demostrar a los ciudadanos que le preocupa la gente, el país y que no está sólo a los intereses electoralistas?», ha replicado la ministra.


... pero la rebaja de los 20 céntimos no es tal tras las subidas

Una de las medidas estrellas del Ejecutivo de coalición, que establece un copago compartido entre el Estado (que sufragará 15 céntimos de la factura final) y las petroleras (harán lo propio con 5 céntimos, como mínimo), podría ver su efecto diluido por el nuevo alza registrada por la gasolina por la gasolina y el diésel en los últimos días, que se ha situado en los 3,75 céntimos por litro de media en tan solo una semana.

Esto significa que esos 3,75 céntimos en los que se ha incrementado el precio de los carburantes supone que la medida del Gobierno haya perdido el 19% de su valor por la subida de carburantes de la última semana, antes de que se haya puesto, en un movimiento que ya ha despertado recelos en las asociaciones de consumidores como Facua. "Han aplicado (durante las últimas semanas) una brutal subida, inflando de forma desproporcionada sus márgenes de beneficios", han señalado desde la asociación de consumidores. La situación es incluso peor para aquellos usarios con vehículos con motor diésel, que con una subida del 6,8 céntimos el litro, lo que se traduce en que el cheque se quedaría, de seguir los precios a los niveles de estos últimos días, sin el 34% del efecto diseñado por Moncloa.
De esta forma, en la última semana los datos que ha recogido el Ministerio para la Transición Ecológica y Agenda Urbana muestran un cambio de tendencia en los precios de los surtidores. Mientras que el precio para los conductores había alcanzado su máximo hace 15 días, la evolución de los carburantes había dado un leve respiro a los consumidores desde entonces, alcanzando precios por encima del 1,920 euros para la gasolina y el 1,909 para el diésel. Aunque los precios han seguido siendo altos, la escalada de precio había comenzado un leve descenso hasta los 1,800 euros el litro para la gasolina más barata, mientras que la gasolina 98 consiguió instalarse levemente en los 1,908 euros. Por su parte, el gasóleo más económico rondó hace dos semanas el 1,770.

Las gasolineras no saben como aplicarlo

La Asamblea General de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES) ha acordado por unanimidad solicitar al Gobierno que aclare con la mayor celeridad posible cuál será el mecanismo de ejecución del descuento generalizado en los carburantes que, según ha anunciado el presidente Sánchez, comenzará a aplicarse el próximo jueves 1 de abril.

La patronal que defiende los intereses de más de 4.000 estaciones de servicio españolas en manos de pymes y micropymes aún desconocen qué mecanismo se empleará para la ejecución de esta medida, que en principio iba a estar destinada únicamente a transportistas y que según ha anunciado el jefe del Ejecutivo tendrá ahora carácter universal. "Por lo poco que sabemos hasta el momento, el Gobierno parece descartar la propuesta de CEEES, consistente en una batería de medidas coherentes y coordinadas entre sí que tendrían como efecto una reducción final en la cantidad que tanto empresas como particulares han de destinar a los carburantes", dicen.

A la espera de conocer los detalles de las medidas que se aprobarán en el Consejo de Ministros, la Asamblea de CEEES advierte de que si lo que pretende el Gobierno es que sean las pymes y micropymes del sector quienes financien la iniciativa la realidad es que ésta quedará sin efecto. "No porque las estaciones de servicio no deseen contribuir al éxito de la misma, sino porque directamente no pueden hacerlo", aseguran.
"Ni muchos operadores mayoristas ni por supuesto los distribuidores minoristas tienen capacidad para adelantar esas cantidades, por lo que la pretensión del Gobierno será absolutamente ineficaz si no se articulan mecanismos que -al igual que se ha hecho en otros países de nuestro entorno- garanticen que las medidas aprobadas mañana por el Consejo de Ministros tengan un impacto positivo en los bolsillos de nuestros clientes", afirman.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda