Un gobierno de mentirosos y golfos

10 de mayo de 2022

Hasta ahora, las mentiras y manejos del Gobierno se habían limitado a sus líos políticos con socios y asimilados, es decir, el conjunto de ciudadanos que con resignación asistimos a la debacle en la que Sánchez está convirtiendo a España. Pero que ya se atrevan a trata de manipular y engañar nada menos que a la propia Comisión Europea es cosa nunca vista.

Compartir en:

Pero, las prisas por presentar una mentira positiva, -con el tope del gas bajara la factura hoy, pero dentro de unos meses tendremos que pagar esa diferencia- han hecho posible que quedemos como los mas golfos delante de media Europa, porque de momento, la aprobación de esa maniobra no la tenemos por mucho que ayer tarde Ribera tratase de vendernos la moto.
Y tras el desmentido de Bruselas, el consejo de ministros no podía ni estudiar, ni aprobar el plan. No es que como dicen desde Moncloa, “finalmente ello Gobierno no llevará al Consejo de ministros de este martes el plan para rebajar el precio de la factura de la luz”

Mire usted señora Ribera, en un alarde de incompetencia digna de su dimisión nos ha tratado de engañar y aunque Bruselas, diplomáticamente ha tratado de guárdale la ropa, la realidad se reduce a que, tal y como señalan desde la CE, “los servicios de la Comisión han recibido recientemente un proyecto de medida técnica que contiene un gran número de detalles relevantes subyacentes al acuerdo político, y han compartido su evaluación preliminar. Queda pendiente cierta información que se espera en la notificación formal que se espera en breve". A pesar de toda esta advertencia desde Moncloa insinúan que este viernes en un consejo extraordinario se aprobara el famoso tope ya que, según la portavoz Rodríguez. tanto el Gobierno de España como el de Portugal están "trabajando intensamente" para que sean "coincidentes" las decisiones de ambos países respecto al mecanismo y pueda entrar en vigor.

Si poco se fiaban en la capital europea de los españoles, tras este acontecimiento, puede que no nos quieran ver ni en pintura y que claro está, todo lo que digamos sea puesto en cuarentena.
¡Vaya éxito¡

Compartir en:

Crónica económica te recomienda