PLAN GUBERNAMENTAL contra el impacto de la guerra

22 de marzo de 2022

El Gobierno ha presentado a la patronal y a los sindicatos los «ocho objetivos concretos a corto y medio plazo» que articularán el Plan Nacional de Respuesta al Impacto de la Guerra.

Compartir en:

El Plan, pendiente de definición a la espera del Consejo Europeo del 24 y el 25 de marzo, busca bajar el precio de la luz, la electricidad y de los carburantes y atender así a los colectivos más vulnerables como primer objetivo. También apoyará a los sectores y empresas más afectados, reforzará la estabilidad de los precios para evitar una espiral inflacionista y garantizará los suministros.
Los otros objetivos citados por Calviño, son la protección de la estabilidad financiera a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), la aceleración del despliegue del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el impulso de la eficiencia energética y el refuerzo de la ciberseguridad. «Estamos unidos en los fundamental, que es dar una respuesta eficaz», ha dicho la vicepresidenta, al tiempo que ha agradecido «la actitud leal y constructiva» de CCOO y UGT, así como de CEOE y de Cepyme, presentes en la reunión.

Calviño también ha señalado que el Gobierno está trabajando en el ámbito europeo, además de con los agentes sociales, los grupos parlamentarios, las comunidades autónomas y los ayuntamientos para conseguir un «gran acuerdo». La vicepresidenta primera ha reconocido que «la situación no es fácil», como consecuencia del alza de los precios de la energía, y ha insistido en que los ciudadanos y las empresas no pueden pagar el coste de «la guerra de Putin». El Gobierno esperará hasta el Consejo Europeo de los días 24 y 25 de marzo para tomar decisiones, ya que como ha recalcado Calviño esas reuniones serán «clave» para frenar la escalada de los precios energéticos y para determinar el alcance del plan español, para el que espera obtener «el máximo apoyo».

Compartir en:

Crónica económica te recomienda