¿Dimisión, cese o sustitución?

10 de mayo de 2022

Dimitida, cesada o sustituida, esa es la cuestión La cuestión no es si los teléfonos de unos cuantos ministros de turno han sido pirateados, sino que hacemos con la teórica responsable, es decir como le damos a los independentistas, que dicen haber ido espiados, la cabeza de alguien para que se callen y sigan apoyando la presencia de Sanchez en La Moncloa. El planteamiento, aunque mezquino es evidente, aunque desde el gobierno se trate de vestir el muñeco de distintas maneras y dando distintas versiones

Compartir en:

A primera hora de la mañana las agencias señalaban que, “el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cesado esta mañana a la directora del CNI, Paz Esteban, tras desvelarse que el móvil del presidente y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron hackeados por el programa israelí Pegasus, según confirman fuentes de Gobierno. Esta decisión ha ocurrido tras la reunión del Consejo de Ministros, donde había un punto específico llamado “Asuntos de personal de Defensa”, que disparó los rumores acerca de una posible destitución. Así, después de una semana en la que la jefa de los servicios de Inteligencia había estado en la mira de los principales socios de la coalición, La Moncloa -que había perdido su confianza en ella- cede y tratará con esta acción de cerrar la crisis que se había creado en torno al CNI.
Esteban, que ha sido la primera mujer directora de los servicios secretos españoles, deja su puesto dos años después de haber sido elegida. Tuvo el apoyo de la ministra de Defensa, Robles, que defendió su actuación en todo momento, como el del resto de funcionarios de la agencia. La jefa del CNI apareció hace escasos días para informar en la Comisión de Secretos Oficiales que el CNI había espiado, con previa autorización judicial, a 18 independentistas, entre ellos el president Pere Aragonès. Una información que no disipó las dudas acerca de la publicación del The New Yorker, que acusaba a España de haber escuchado de forma ilegal a más de 60 independentistas.

Pocas horas después, desde esos mimos foros se comentaba que la presidenta del CNI había dimitido y con esa versión llego la portavoz Rodríguez a la rueda de prensa posterior al Consejo.
Sin embargo, en ese mismo foro, la ministra de Defensa corrigió a todos lo que hasta ese momento habían hablado de la purga de Paz Esteban, para señalar que la señora Esteban había sido sustituida por otra funcionaria, la señora Casteleiro.
Así, Esperanza Casteleiro será la nueva directora del Centro Nacional de Inteligencia tras la destitución de Paz Esteban por el espionaje al teléfono móviles de Pedro Sánchez y los ministros de Defensa, Interior y el intento al de Agricultura. Casteleiro es una de las personas de la máxima confianza de Robles y, por tanto, del Gobierno. Hasta ahora ha ejercido como mano derecha de la ministra, al frente de la Secretaría de Estado de Defensa.
La nueva directora del CNI cuenta con una larga trayectoria en los servicios de Inteligencia, donde llegó a ser su número dos, justo antes de ser llamada al Ministerio. Conoce, por tanto, a la perfección la organización con sede central en la Cuesta de las Perdices y por ello en el Gobierno la han visto como un relevo natural a Esteban. La que será nueva directora del CNI ingresó en los servicios de Inteligencia en 1983, ocupando hasta el año 2018 diversos puestos en unidades centrales y del despliegue exterior (en Cuba y Portugal) siempre en el ámbito de la Inteligencia.
El 28 de septiembre de 2004 fue nombrada secretaria general del Centro Nacional de Inteligencia, cargo que desempeñó hasta junio de 2008. Desde el 2008 hasta 2014 ocupó nuevos destinos en unidades de Inteligencia en el exterior y, desde el 2014 hasta su llegada al Ministerio de Defensa de la mano de Margarita Robles, ocupaba la jefatura de la Unidad de Inteligencia del CNI en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco).

Desde junio de 2018 ostentaba el cargo de jefa de gabinete de la ministra de Defensa para más tarde ser nombrada secretaria de Estado. Casteleiro se encuentra en posesión de la Cruz de plata de la Guardia Civil y de la Gran Cruz del Mérito Aeronáutico. Como número dos del Ministerio se encarga de las relaciones con las empresas armamentísticas, un aspecto clave de cara a la Cumbre de la OTAN en Madrid y al incremento de la inversión en materia militar en los próximos años, compromiso adquirido por Sánchez ante los aliados.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda