¿OTRA CRISIS GUBERNAMENTAL EN LA ONTONANZA?

Podemos abre un nuevo frente por la sanidad privada

07 de noviembre de 2021

Tras el cierre en falso de la crisis de la reforma laboral aún sin cerrar Podemos ha mostrado su disconformidad con una de las leyes que se cuecen en el Ministerio de Sanidad, la de Equidad, Universalidad y Cohesión. El desencuentro actual es tal que también anunció que se opondrá a su aprobación.

Compartir en:

Podemos esperaba que el texto que redacta Sanidad incluyera una modificación profunda de la normativa 15/1997, que, entre otras cosas, permitió el desarrollo de la sanidad privada en España. De hecho, esta fue una de las peticiones de Podemos en el pacto de gobierno en materia sanitaria y así quedó refrendado en el acuerdo firmado entre Sánchez e Iglesias.
De momento solo la patronal ha respondido a este nuevo posicionamiento por tratarse solo de un "ataque ideológico" del partido. "Atendiendo a los datos del propio Ministerio de Sanidad, solo el 11,2% del gasto sanitario público se destina a la partida presupuestaria de conciertos. Por tanto, solo algo más de 1 de cada 10 euros dedicados a sanidad pública en España se destinan a conciertos, lo que permite reducir listas de espera en hospitalización, diagnóstico por imagen, terapias respiratorias y diálisis, entre otras muchas de las áreas que comprenden la atención sanitaria integral", expresaron a través de un comunicado.
De momento la posición de Podemos es única, apoyaran el texto siempre y cuando se contemple una visión sobre la gestión de la sanidad como la que se ha visto en los últimos tiempos en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, hay que recordar que ese mismo argumento lo utilizó la patronal para cargar contra los planes de Unidas Podemos. "La colaboración público-privada funciona con carácter general de forma eficaz en el conjunto de territorios. En relación a la alusión de Unidas Podemos a la Comunidad Valenciana, en el caso de la no renovación de concesiones de los hospitales de Torrevieja y Alzira, cabe recordar el sobrecoste de 76 millones de euros generado solo por este último centro tras su vuelta a la gestión pública".

Por último, la patronal también entiende que la posición de Podemos solo se explica desde una posición ideológica, sin tener en cuenta la gestión. "Se trata de un nuevo intento de enfrentar a la sanidad pública y a la privada sin otra motivación que la ideología, cuando lo prioritario debe ser velar por la eficiencia del servicio al ciudadano, evitando en todo momento que este se vea condicionado por decisiones puramente de carácter político en contra de la calidad asistencial".

El enfrentamiento entre los dos bloques de Gobierno no es el primero que se produce en la rama sanitaria, de hecho, hace escasas semanas, ambos partidos también mantuvieron un tira y afloja en relación al nuevo concierto de Muface. Los morados pedían 'ir dejando morir' el sistema, pero el PSOE consiguió renovar el concierto. Cierto es que, en este caso, si bien hubo enfrentamiento, la demolición de Muface no estaba en el acuerdo de Gobierno de ambos partidos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda