El Gobierno no sabe que hacer para que el IPC no suba

20 de febrero de 2022

Tras el inútil intento de Calviño de manipular los datos del IPC que elabora el iNE, ha llegado la hora de Montero y la ministra esta restringiendo la información que proporciona al organismo autónomo para sus cálculos.

Compartir en:

En concreto, la Agencia Tributaria dejó de proporcionar al INE los datos adelantados de Ventas, empleo y salarios de grandes empresas y pymes para el avance del PIB tras la revisión a la baja en 1,7 puntos del segundo trimestre de 2021,
En la nota de prensa difundida el 23 de septiembre, el INE explicaba que "en las revisiones que se observan en el segundo trimestre respecto al avance de resultados de julio ha influido particularmente la actualización de la información sobre ventas de grandes empresas y PYMES societarias debida a la incorporación de los datos definitivos de la estadística Ventas, Empleos y Salarios en Grandes Empresas y PYMES (AEAT)".

Desde entonces, la Agencia Tributaria sólo proporciona al INE los datos definitivos que, de hecho, son públicos en su página web, tal y como explican las mismas fuentes. El INE evidencia esta falta de información en las notas de los siguientes trimestres. "El volumen de información adelantada del que se ha dispuesto en este avance ha sido menor que en ocasiones anteriores", señalaba en el avance del tercer trimestre. "Por diversas razones relacionadas con el calendario de disponibilidad de algunas de estas fuentes en el último trimestre del año, el volumen de información adelantada del que se ha dispuesto en este avance ha sido menor que en ocasiones anteriores", repetía en el avance del cuarto, publicado el pasado 28 de enero.

El choque entre las cifras del Gobierno y el principal indicador que elabora el INE ha llegado ya al Fondo Monetario Internacional (FMI). Los expertos del organismo internacional se reunieron con las autoridades españolas el pasado diciembre para analizar el pulso económico del país y recogieron en su informe que el Gobierno mantenía unas previsiones de crecimiento más altas que el resto defendiendo que algunos indicadores económicos como el empleo o la recaudación están reflejando una recuperación más vigorosa que el PIB.

El Ejecutivo trasladó al FMI que este choque exigía "un análisis más profundo" de la coyuntura, según consta en el citado informe, restando valor a las previsiones de crecimiento y las revisiones a la baja que la mayor parte de los organismos han realizado en los últimos meses, conforme el INE ha ido publicando los datos de Contabilidad Nacional. Sin embargo, la 'letra pequeña' del empleo desmonta la recuperación que la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Calviño, vendió en estas reuniones, puesto que tanto el PIB como las horas trabajadas se situaban a cierre de 2021 un 4% por debajo de los niveles precrisis. En concreto, en el último trimestre del año, el total de los ocupados trabajaron 616 millones de horas a la semana, frente a las 640 millones de horas semanales registradas en el mismo periodo de 2019, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. Esto significa que aunque el número de trabajadores haya recuperado los niveles precovid tras registrar en el cuarto trimestre la mayor creación de empleo desde 2005 (840.700 empleos nuevos), las horas de trabajo aún se sitúan un 96% por debajo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda