Borrell pide a los europeos bajar la calefacción

09 de marzo de 2022

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Borrell, ha pedido este miércoles un esfuerzo colectivo a los ciudadanos de Europa para bajar la calefacción en sus casas y cortar los lazos económicos con Rusia en represalia por la ofensiva militar contra Ucrania.

Compartir en:

"Los europeos necesitan que el ruido de las bombas a las 5 de la mañana al caer sobre Kiev les despierte de su sueño de bienestar y les permita afrontar los desafíos que el mundo proyecto sobre nosotros", ha asegurado el jefe de la diplomacia comunitaria en un debate sobre la situación en Ucrania en el Parlamento Europeo.
En este sentido, ha pedido extraer lecciones de la crisis del coronavirus y apostar por esfuerzos colectivos a nivel europeo en la "cruzada política" contra Rusia, empezando por limitar al máximo la dependencia energética. "Corten el gas en sus casas, disminuyan la dependencia de quien ataca a Ucrania y comprometámonos mas en una defensa colectiva", ha resumido. Así, Borrell ha llamado directamente a bajar la calefacción en las casas, comparando este paso con el uso de la mascarilla durante la pandemia. "Lo que hemos hecho durante el coronavirus hay que hacerlo con Ucrania. Un compromiso colectivo ante una tarea histórica. Hemos empezado tarde, pero mas vale tarde que nunca", ha señalado.La invasión rusa del país vecino abre, según Borrell, una nueva era histórica que marcará las políticas europeas las próximas décadas. En este sentido, ha avisado de que la cascada de sanciones europeas tendrán que reforzarse y mantenerse en el tiempo, tras indicar que la respuesta inicial frente a Moscú no es suficiente. Sobre el refuerzo de la dimensión militar, el Alto Representante ha sido tajante al señalar que la UE debe repensar "que quiere ser" y como defender sus valores y principios del "círculo de fuego" en el que se encuentra rodeado.

Según Borrell, la UE debe avanzar los trabajos para construir una seguridad y defensa colectiva y en este sentido ha reclamado a los Estados miembros aumentar el gasto militar, apuntando al paso dado por Alemania en plena guerra en Ucrania. "Todos preferimos la mantequilla a los cañones", ha dicho, en referencia a lo difícil que es anunciar más inversión en Defensa, pero ha insistido en que en el contexto actual sería "negar la realidad".

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Bal, ha apoyado el boicot a la compra de gas y petróleo de Rusi. A su juicio, las palabras de Borrell recomendando economizar gas y energía son "declaraciones acertadas" e incluso aboga por plantearse seriamente en la UE boicotear la compra de gas y petróleo a Rusia. "Ha que tomar decisiones valientes -ha dicho en el Congreso-. Tenemos que apoyar a Ucrania con todo, aunque haya que asumir sacrificios". Por su parte, el presidente de Vox, Abascal, ha exigido la dimisión del representante europeo. "Yo le pido a Borrell que dimita", ha replicado Abascal, que incluye en esta exigencia a todos los que han llevado a Europa y especialmente a España "a la miseria" a través de la dependencia energética, alimentaria e industrial".
La portavoz federal de IU y eurodiputada, Rego, ha calificado de "escandalosa" la petición. "Haga su trabajo y no cargue la responsabilidad a las personas individuales", ha lanzado Rego en Twitter en referencia a las declaraciones de Borrel. En este sentido, ve "escandaloso" que un vicepresidente de la Comisión Europea plantee esto ante la "emergencia climática", cuando "tiene en su mano cambiar el injusto sistema de fijación de precios".
Por último, el coportavoz estatal de Podemos, Fernández, ha tildado de "infame" la postura de Borrell y le ha reprochado estar "desconectado de la realidad". Echenique ha comentado en redes sociales que "hay que estar desconectado de la realidad para decir esto", mientras las eléctricas "se forran". "El coste de la crisis energética lo tiene que pagar el oligopolio reduciendo sus obscenos beneficios caídos del cielo. No las familias", ha desgranado el portavoz del grupo confederal. Mientras, Fernández ha valorado las declaraciones de Borrel con un lacónico "infame”.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda