Sánchez ensalza su reforma fiscal frente a los "brujos" de la deflactación

02 de octubre de 2022

El presidente del Gobierno, ha ensalzado los beneficios que para la mayoría social reportará la reforma fiscal presentada por su Gobierno frente a la deflactación lineal que proponen los "brujos" y "portavoces de la insolidaridad fiscal", en alusión al Partido Popular.

Compartir en:

Sánchez se refirió a la reforma fiscal presentada por su Ejecutivo en la clausura del Foro La Toja-Vínculo Atlántico, su primera intervención pública después de que su Ejecutivo desvelara sus nuevas propuestas tributarias. Estaba previsto que, como en ediciones anteriores de este foro, Sánchez acudiera personalmente a la clausura, pero al seguir dando positivo por covid-19, ha cerrado el evento con una intervención grabada previamente. El jefe del Ejecutivo ha planteado varias veces a lo largo de su participación que, aunque a nadie le gusta pagar impuestos, la cuestión es qué estado del bienestar queremos y que hay que elegir entre fortalecer o debilitarlo y robustecer los servicios públicos o hacerlos más frágiles.

A su juicio, hay que determinar a qué país quiere parecerse España, y no se puede pretender tener un estado del bienestar como los países nórdicos con ingresos fiscales de naciones menos avanzadas. Sánchez ha recalcado que es evidente que son los ciudadanos quienes deben costear el estado del bienestar en proporción a sus ingresos. "Quienes más tienen, deben aportar más a la caja común", ha insistido antes de subrayar que cuando se postula una reducción unilateral de ingresos, la pregunta real que hay que hacerse es qué prestaciones y servicios públicos se quieren recortar. Para el presidente del Gobierno, es necesario recordar lo que considera obviedades "cuando reaparecen entre nosotros -ha dicho- los brujos que rescatan sus fracasadas recetas y proclaman que el dinero está mejor en el bolsillo de los ciudadanos".
Tras rechazar esa doctrina que cree que conlleva al "sálvese quien pueda" y que defienden los "portavoces de la insolidaridad fiscal", es cuando ha hecho una cerrada defensa de la propuesta de reforma fiscal presentada esta semana por su Gobierno.

Ese paquete de medidas ha asegurado que abunda en el binomio inseparable de justicia social con justicia fiscal y en el combate de la desigualdad. A renglón seguido, ha puesto ejemplos para apuntalar los resultados de la reforma, entre ellos que un trabajador casado con un sueldo de 19.000 euros y declaración conjunta se beneficiará de un ahorro de más de 330 euros, y que un pensionista que cobra una pensión inferior a 16.500 euros tendrá un ahorro de 689 euros. Además, una trabajadora monoparental con dos hijos y un sueldo por debajo de 18.500 euros, se beneficiará de un ahorro de 516 euros.

Sánchez ha recordado que había otras propuestas que, ha asegurado, estudiaron con atención como las de una deflactación lineal y sin progresividad propuesta por el líder del PP, Núñez Feijóo, y que ha señalado que ya aplica alguna comunidad gobernada por este partido. Con esta propuesta ha señalado que el ahorro para un trabajador sin descendientes que gana 18.000 euros es de 23 euros, mientras que con la reforma del Gobierno es de 746."Esa es la diferencia, y lo demás es confusión y una gigantesca cortina de humo", ha aseverado.
En la explicación de la reforma del Gobierno ha destacado asimismo que reduce la brecha de tributación entre las rentas del trabajo y del capital y prevé medidas de alivio con un alcance potencial de un millón y medio de trabajadores autónomos y más de 400.000 pymes.

Además, elevará la recaudación en unos 3.144 millones de euros en dos años, una cantidad que permitiría duplicar la partida presupuestaria destinada a vivienda pública, y la subida temporal del impuesto de Sociedades y ha señalado que cubre prácticamente todo el presupuesto de becas y ayudas del curso 2021-22 más el aumento extraordinario de 100 euros por estudiante aprobado el pasado mes de julio.
Otro ejemplo que ha expuesto es que con la subida del IRPF a las rentas del capital superior a 200.000 euros, se cubren los 172 millones de refuerzo extraordinario a la atención primaria aprobados hace unos días por el Consejo de Ministros.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que cualquier alivio fiscal debe destinarse a la mayoría social, no beneficiar a "los poderosos y minoritarios", y respecto al impuesto de solidaridad de las grandes fortunas ha proclamado: "esta vez los costes de la crisis no puedenrecaer en la clase media trabajadora. Esta vez serán los más pudientes los que arrimen el hombro para sacar adelante el país".
Como ejemplo de lo que no debe hacerse ha citado al Reino Unido, que tras el anuncio del Gobierno de Liz Truss de una bajada de impuestos, ha dicho que fue una propuesta "mal planteada y con grave riesgo para la sostenibilidad de los ingresos" que provocó una reacción sin precedentes, el desplome de la libra y el aumento exponencial de los tipos de interés."Es entonces -ha recalcado- cuando el dogmatismo neoliberal hace aguas y se enmienda a sí mismo con una intervención acelerada para calmar los mercados y salvar los muebles del naufragio".´

Bolaños: el Gobierno actualizará las pensiones con el IPC

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha aseverado que el Gobierno mantiene su compromiso de actualizar las pensiones con el IPC y subir el sueldo a los funcionarios, compatible con una rebaja fiscal, y que el paquete de rebajas fiscales anunciado por el Ejecutivo beneficia "a la gran mayoría".

En una entrevista a Heraldo de Aragón, Bolaños defiende que las rebajas fiscales anunciadas benefician a la mitad de los trabajadores, a todos los autónomos con un incremento de los gastos de difícil justificación del 5% al 7% y a todas las empresas con menos de un millón de cifra de negocio, así como a las mujeres al bajar el IVA a los productos de higiene femenina.Por el contrario, considera que "Andalucía es el ejemplo de la política fiscal del PP, que suprime Patrimonio y beneficia al 0,2%".
Sobre la posibilidad de que el PSOE unifique el criterio para abordar una reforma fiscal tras el anuncio del valenciano Ximo Puig y los planteamientos e inicios de movimientos hechos en otras comunidades socialistas esta semana, Bolaños afirma que la política fiscal de todos los gobiernos socialistas es "la misma", beneficiar a la inmensa mayoría de la población, reforzar el Estado del bienestar y, "si hay que pedir un esfuerzo adicional y temporal, hacerlo a los más pudientes".

La "paradoja", según asume el ministro, es que algunos presidentes que anuncian rebajas fiscales, "al día siguiente piden mayor financiación al Estado", lo que es otro debate, el de la financiación, en el que el Gobierno ha hecho una propuesta "con criterios de población ajustada" y para el que reclama "un gran consenso", que percibe difícil porque "el PP no tiene un modelo".La propuesta debe analizarse y debatirse y lo importante, a su juicio, no son los plazos "sino que cuando se haga, se haga bien".
El Gobierno, según Bolaños, está consiguiendo que se rebaje la inflación y lo va a seguir consiguiendo y el PSOE, según la entrevista, "va a remontar las encuestas" y a ganar las elecciones autonómicas y generales del próximo año.

Rodríguez: lo PGE están muy avanzados

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha asegurado este domingo que los Presupuestos Generales del Estado están "muy avanzados" e irán en la línea de proteger a las clases medias y trabajadoras, motivo por el que confía en que sean aprobados en el Congreso por la "mayoría progresista" que apoya al Gobierno.

En calidad de vocal de la Ejecutiva del PSOE, Rodríguez ha hecho estas declaraciones este domingo en la sede del partido, donde ha defendido la rebaja fiscal a las rentas de entre 18.000 y 21.000 euros y la creación del impuesto para las grandes fortunas, de más de tres millones de euros.
A preguntas de los periodistas, la también ministra de Política Territorial no ha querido confirmar ni desmentir que el Consejo de Ministros vaya a aprobar los Presupuestos este mismo martes, pero sí que ha dicho que su redacción está muy avanzada y que el Ejecutivo mantiene su compromiso de tenerlos aprobados "en tiempo y forma" para que entren en vigor el 1 de enero de 2023.

Rodríguez ha añadido que "los trabajos están muy avanzados, el proyecto está muy claro. Serán unos presupuestos generales del Estado en la línea de lo que hemos venido trabajando hasta ahora de proteger a la clase media y trabajadora y de ampliar el Estado del bienestar, al tiempo que vamos a seguir desplegando los fondos europeos", ha explicado la ministra, que ha apuntado que las cuentas públicas buscarán acelerar también la transición energética.

Nuñez Feijoo consolida su primer puesto en la enuestas

Núñez Feijóo ganaría las elecciones generales de celebrarse hoy y el partido que preside, el PP, obtendría entre 137 y 138 diputados con el 31,9 por ciento de los votos, frente al PSOE liderado por Pedro Sánchez, que frena su caída y contaría con el 25,6 por ciento de los sufragios y 102 escaños.

Así se desprende de una encuesta realizada por Sigma Dos que hoy publica el diario El Mundo, que refleja que los populares necesitarían el apoyo de Vox, que obtendría 42 diputados, para poder gobernar -mayoría absoluta: 175 escaños-.
El auge de las políticas socialdemócratas en el seno de la UE ha validado las tesis de Sánchez, desplazando el eje a la izquierda y ahogando el espacio de crecimiento de Sumar, que aún debe encajar a las diferentes fuerzas

En la encuesta, Feijóo también supera a Sánchez como líder más valorado, con una nota de 4,2 frente al 3,8 del líder socialista, quien, sin embargo, ve cómo se detiene la caída de su partido y supera los 100 representantes con respecto a la encuesta de julio, después de que el PSOE perdiera las elecciones andaluzas.

Desde que Feijóo sustituyó a Casado en la presidencia, el PP ha mejorado sus expectativas de voto aunque todavía sin aproximarse a la mayoría absoluta. El partido de Santiago Abascal pierde fuerza aunque se mantendría como tercera fuerza política con el apoyo del 14,1 por ciento de los electores.

Por otra parte, el líder del PP ha arrancado el curso político en septiembre intensificado sus encuentros con el sector empresarial, con una agenda que marca distancias con la estrategia del Gobierno contra los "poderosos" y los "ricos", ya que, según los 'populares', un país no debe perseguir "la riqueza" sino que su objetivo tiene que ser acabar con la pobreza.
La gira por España que emprendió con su llegada a la Presidencia del PP a primeros de abril está plagada de encuentros con empresarios, a los que presenta la alternativa económica del PP. Este lunes lo hará de nuevo en Cáceres (Extremadura), donde participará en el XXV Congreso Nacional de la Empresa Familiar que inaugurará el Rey y que reunirá a cerca de 500 empresarios familiares procedentes de toda España.
Feijóo considera que no se puede "criminalizar" a las empresas porque una compañía no son solos sus propietarios sino toda su plantilla, un mensaje que ha repetido en sus últimos discursos públicos coincidiendo con el anuncio del Ejecutivo de un nuevo impuesto destinado a gravar las grandes fortunas. "No conozco a ningún país que persiga la riqueza porque lo que hay que perseguir es la eliminación de la pobreza", dijo hace una semana en la tercera edición de TALEÑT. Estos días ha elevado sus críticas al Gobierno, una vez que se ha concretado ese tributo a las grandes fortunas anunciado por la ministra de Hacienda que gravará la riqueza neta superior a los tres millones de euros.

Feijóo ha advertido públicamente de los perjuicios que supone "mandar un mensaje contra las rentas y la inversión", sobre todo cuando países vecinos como Portugal, cuyo primer ministro, también socialista, demuestran que se puede hacer una política fiscal "más atractiva" y enfocada hacia el crecimiento de la economía. A su entender, se trata de buscar que las empresas ayuden pero no "demonizarlas" o "estigmatizarlas".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda