España superará por primera vez los 20 millones de afiliados a la Seguridad Social

21 de abril de 2022

España tendrá más de 20 millones de afiliados a la Seguridad Social por primera vez en la historia, según ha adelantado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que ha cifrado en los 36.000 el número de cotizantes que se sumarán en abril, lo que sería el segundo mejor dato de la serie.

Compartir en:

"Por el perfil estacional, los puntos máximos se suelen alcanzar en julio. Estando en abril, nos quedan tres meses de datos claramente crecientes en términos originales. Vamos a seguir viendo tres meses donde nos vamos ir alejando hacia arriba de ese nivel de los 20 millones", ha apuntado Escrivá. En los cuatro primeros meses de 2022, la Seguridad Social habrá ganado 160.000 afiliados, mientras que respecto al inicio de la pandemia la afiliación también crece en 500.000 personas. Todas las CCAA superan ya el nivel de empleo previo a la pandemia y también lo hacen casi todas las provincias.
Respecto al cuatrimestre anterior, el número de afiliados ha crecido en 230.000 personas, lo que supone "un comienzo de año mejor de lo que fueron los años previos a la pandemia". De esta manera, abril será "un mes de nuevo muy positivo", con un "dinamismo" más destacable aún teniendo en cuenta el contexto en el que nos encontramos, "especialmente complejo por la guerra de Ucrania y sus efectos".

En cuanto a la contratación indefinida, el ministro ha destacado que "seguimos mejorando la duración media de todos los contratos", con "una intensificación en términos de contratación indefinida" y en un escenario "en el que el final de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y las prestaciones de autónomos vinculadas al COVID tampoco están teniendo un reflejo negativo sobre el funcionamiento del mercado de trabajo", según el ministro.
"Con la plena entrada en vigor de la reforma laboral, se ha acelerado el aumento de los contratos indefinidos: ahora hay 800.000 afiliados indefinidos más de lo que era habitual a esta altura del año". En abril, el 77% de los contratos son indefinidos, lo que representa seis puntos más de lo habitual. Este aumento creciente de los contratos indefinidos es generalizado en todos los sectores de actividad.

Este comportamiento "se aprecia incluso en sectores en los que suele haber un mayor nivel de temporalidad, como construcción, alojamiento o actividades administrativas de oficina", notando "los efectos positivos de la reforma laboral sobre la calidad del empleo, tanto en el crecimiento de los contratos indefinidos como en la drástica reducción de los contratos de muy corta duración". En cuanto a los contratos de muy corta duración, el ministro a explicado que "continúa la drástica reducción de los contratos de menos de una semana tras la entrada en vigor del nuevo desincentivo el pasado 1 de enero". Han pasado de ser casi el 70% de los contratos a poco más del 30%. En concreto, los contratos de un día han pasado de suponer el 34,1% de todos los que se firmaban en un mes al 14,3%. Además, el porcentaje de contratos que siguen vigentes a 12 abril entre todos los firmados desde el inicio del año ha crecido exponencialmente, pasando del 7,7% al 43,9%.

Asimismo, entre los contratos que se han extinguido antes del 12 de abril, la duración también es mucho mayor de lo que era habitual, acercándose a los 15 días de media, frente a los 11,9 días de media de promedio de antes de la pandemia. "Este cambio de patrón estructural en el mercado de trabajo se está consolidando conforme avanza el año", ha afirmado el ministro, de forma que el incremento en la duración de los contratos se sostiene pese a la llegada de meses de contratación estacional. La mejora en la estabilidad en el empleo se aprecia en todos los sectores, pero especialmente en los sectores donde los contratos tenían menor duración, como actividades artísticas y recreativas u hostelería. En definitiva, ha puntualizado Escrivá, "un cambio estructural extraordinario en el mercado de trabajo con la reducción de la precariedad c

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda